Primera clase interactiva

La primera clase interactiva comenzó conociéndonos más entre los alumnos de cada uno de los CLIS, a través de una dinámica en la cual, debíamos de decir cosas positivas de otro compañero de clase, lo cual fomentó la buena convivencia en el grupo interactivo. Además de ello, también visualizamos un cuento que reflexionaba sobre el tan sonado "no puedo", de como, no solo en nuestra vida cotidiana, somos negativos con nosotros mismos, considerando que no vamos a ser capaces de alcanzar nuestras metas. Sin embargo, esto va más allá, llegando incluso a la propia tecnología, el ámbito a tratar en dicha materia, puesto que se tiende a pensar que es compleja, a negarnos la oportunidad de utilizarla, y disfrutar de las ventajas que nos ofrece por pensar que "no puedo" ya sea porque nos resulta compleja, difícil de entender o utilizar... 

Dicho esto, en mi opinión, la clase interactiva ha resultado muy enrriquecedora puesto que nos ha permitido reflexionar sobre los compañeros con los que compartimos aula desde el comienzo de la carrera, así como conocernos más y crear un ambiente positivo en el aula. Por otro lado, la dinámica de la clase nos permitió conocer que piensan los demás de nosotros, reflexionar sobre cualidades que a lo mejor no sabíamos que teníamos, o no eramos conscientes de que dábamos la imagen de ello... También, esta clase nos llevó a reflexionar sobre nuestros límites, concepciones personales, en definitiva, conocernos mejor a nosotros mismos.