Nativos Digitales

El concepto de Nativos Digitales Digital Natives ​fue acuñado por Marc Prensky en su artículo "Digital Natives, Digital Inmigrants", publicado en 2001. En este se identificaba a los nativos digitales con aquellas personas que han crecido con la Red. 

Bullen & Morgan, quienes realizaron una investigación de carácter internacional, en seis países y diversas instituciones, sugieren el término Estudiantes Digitales (Digital Learners)​, ya que los estudiantes de hoy afirman que no se ajustan al estereotipo representado en el discurso de los nativos digitales. Para los autores que nos ocupan, es una cuestión social, no generacional, y sus implicaciones para la educación aún necesita mayor estudio, por ello debemos involucrarnos activamente en el tema. 

Los nativos digitales se describen como aquellos estudiantes, menores de 30 años, que han crecido con la tecnología y tienen debido a ello, una habilidad innata en el lenguaje y en el entorno digital. Las herramientas tecnológicas ocupan un lugar central en sus vidas y dependen de ellas para todo tipo de cuestiones cotidianas como estudiar, relacionarse, comprar, informarse o divertirse. 

Dichas personas nacieron en la era digital y son usuarios permanentes de las tecnologías con una habilidad consumada. Su caracterísitca principal es la tecnofilia, sintiendo atracción por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. Con las TICs satisfacen sus necesidades de entretenimiento, diversión, comunicación, información y, hasta tal vez, formación. Es cierto que, absorben rápidamente la información multimedia y videos, consumen datos simultáneamente de múltiples fuentes, esperan respuestas instantáneas, permanecen comunicados permanentemente y crean también sus propios contenidos.

Debemos destacar por tanto que no solo son consumidores, si no que también son creadores de contenido, lo cual creo que es de valorar muy positivamente. 

Los nativos digitales son multitarea, es decir, les gusta hacer varias cosas al mismo tiempo; afrontan distintos canales de comunicación simultáneos, prefiriendo los formatos gráficos a los textuales; utilizan un acceso hipertextual en vez del lineal; funcionan mejor trabajando en red; prefieren los juegos al trabajo; y destaca la inmediatez de sus acciones.

En esta última característica (inmediatez de sus acciones) nos acercamos al área de la psicología, debido a que los nativos digitales construyeron sus conceptos de espacio, tiempo, número, causalidad, identidad, memoria y mente a partir de los objetos digitales que le rodean, pertenecientes a un entorno altamente tecnificado.

No debemos confundir el término ​Nativos Digitales con el de Inmigrantes Digitales, ​ya que este último concepto abarca a aquellos individuos que se han adaptado a la tecnología. Es decir, son fruto de un proceso de migración digital que supone un acercamiento hacia un entorno altamente tecnificado, creado por las TIC.  Son personas que tienen una edad de entre 35 y 55 años, las cuales han tenido que adaptarse a una sociedad cada vez más tecnificada. 

Centrándonos en el ámbito educativo, la incorporación de esta generación (nativos digitales), ha supuesto una serie de desafíos, ya que los sistemas educativos y sus procesos de aprendizaje no fueron diseñados para este tipo de sujetos. 

Debemos entender que, los docentes en general, saben menos de tecnología que sus estudiantes, y, en consecuencia, los nativos digitales pueden estar siendo formados en un modo que no es relevante para ellos. La enseñanza tradicional no puede preparar de una forma óptima a estos estudiantes, porque el uso de esas tecnologías es uno de los nexos que los unen y los definen como generación o colectivo. 

También el nivel de descodificación visual de los nativos digitales es mayor que en generaciones anteriores, por ello, pueden rechazar modos tradicionales de exposición, solución de problemas, toma de decisiones y otros utilizados en los procesos de educación. 

No debemos olvidar que, estos sujetos tienen la percepción de que el contenido que se le oferta en una clase tradicional lo pueden consultar en Internet, intercambiar entre compañeros, localizar otras fuentes, etc. Es decir, tienden a participar activamente en la construcción de su propio conocimiento. 

Por tanto, ante esta situación, se nos presentan dos posibles soluciones: o bien los inmigrantes digitales aprenden a enseñar de una manera diferente y más atractiva, o bien los nativos digitales retroceden adaptando sus capacidades intelectuales a su entorno de aprendizaje. 

Desde mi punto de vista el retroceso ya no es una opción, y más sabiendo que, los nativos digitales, lejos de ser una moda temporal, parecen ser un fenómeno que abarca el conjunto de una generación y que crece firmemente. Por tanto, optaría por la transformación en el modelo de enseñanza, el cual se debe adapatar a las nuevas necesidades y demandas presentadas, siendo consciente en todo momento que es un proceso muy complejo, que requeriría una gran implicación, dedicación y esfuerzo por parte de una gran cantidad de profesionales, además de que conllevaría una gran responsabilidad y llevaría mucho tiempo. 

No se trataría de cambiar solamente temas y contenidos, sino la forma de abordarlos, presentarlos y dinamizarlos. Se trata de integrar las herramientas web 2.0 en la práctica educativa, y esta integración lleva a cambiar las relaciones convencionales en los entornos educativos, entre estudiantes, y entre estudiantes y profesores, facilitando el aprendizaje colaborativo, descentralizado y plural. 

Analizando que es lo que estos estudiantes desean de la escuela, centrándonos más aquí en estudiantes digitales que en nativos digitales, y basándonos en las entrevistas realizadas a más de mil estudiantes de diferentes edades y estractos económicos, sociales, intelectuales, con el objetivo de conocer sus preferencias, Prensky concluye que estos estudiantes: 

-No desean recibir "sermones".

-Desean ser respetados, que confíen en ellos, y que sus opiniones sean consideradas y valiosas.

-Desean seguir sus propios intereses y pasiones.

-Desean crear, utilizando las herramientas de su tiempo.

-Desean realizar proyectos y trabajos en grupo y de manera colaborativa.

-Desean tomar decisiones y compartir el control.

-Desean conectarse con sus compañeros para expresar y compartir sus opiniones durante la clase y alrededor del mundo.

-Desean cooperar y competir entre sí.

-Desean una educación que no sólo sea relevante sino real.

Por tanto, creo que es fundamental conocer la realidad en la que nos encontramos, indagando en las necesidades y demandas que se le presentan a la educación por la transforamción que ha sufrido, principalmente debido a la aparición de las nuevas tecnologías y cómo estas han transformado el modelo de alumnado que se encuentra en las aulas. No debemos olvidarnos que nostros, en nuestra actividad profesional futura,probablemente nos vamos a tener que "enfrentar" con nativos digitales.

Es cierto que, ante el clima de insatisfacción presentado por parte de los nativos digitales, debido a sentirse incomprendidos e insatisfechos académicamente, los resultados no podemos esperar que sean positvos, lo que reclama a gritos una solución, debemos reflexionar sobre qué sociedad estamos creando y como la estamos educando/formando con vistas al futuro.  Considero que es el momento de tener en cuenta todo lo positivo que tiene esta generación y tratar de alcanzar unos mejores resultados. 

También pienso que aquí la formación de los profesionales juega un papel fundamental, por lo que deberían seguir formándose (especialmente en el ámbito de las TIC) y sobre todo adquiriendo nuevas competencias que les permitan realizar su trabajo de la mejor forma posible, no llegando a sentir una carencia de conocimientos e impidiéndole dar una respuesta a las necesidades de sus alumnos/as a lo largo de la formación de los mismos. 

Por tanto, sería fundamental fomentar la formación en las nuevas tecnologías de dichos profesionales, y que esto colabore al cambio que necesita el modelo educativo para empezar a adpatarse a la nueva realidad existente y no verse superados por la misma. 

Echenique, E. E. G. (2013). Hablemos de estudiantes digitales y no de nativos digitales. Universitas Tarraconensis. Revista de Ciències de l'Educació, 1(1), 7-21.

García, F., Portillo, J., Romo, J., & Benito, M. (2007, September). Nativos digitales y modelos de aprendizaje. In SPDECE.