Primeras impresiones

Por Aglaia GR

La primera clase de tecnología educativa fue interactiva, por lo que el grupo era mucho más pequeño y reducido. A modo de presentación, hicimos una especie de juego para describir a un compañero aleatoriamente, de esta manera la profesora nos comenzaría a conocer y nosotros podríamos conocer que imagen ofrecemos a los demás. Esta dinámica fue una buena manera de comenzar ya que se llevó a cabo de una manera muy llevadera y dinámica. En mi caso, nunca había tenido una primera clase así y me pareció una muy buena idea para empezar. Además de esto hablamos sobre las expectativas de la materia, las cuáles, por lo menos para mí, cambiaron al conocer realmente la metodología de esta. En mi caso, la tecnología no es un ámbito que me guste especialmente ya que no se me da del todo bien, sin embargo al conocer como se llevaría a cabo la clase ese "miedo" de empezar dicha materia se eliminó por completo. Resumiría todo con un: ¡muy buena primera impresión!