¿Curar contenidos o filtrar contenidos?

Curación de contenidos es un barbarismo por anglicismo acuñado por profesionales del mundo del marketing, aunque actualmente ha sido adoptado por otros campos, que surge gracias a la necesidad adquirida que las empresas y profesionales del marketing tienen de localizar, filtrar, modificar y distribuir, de forma segmentada, parte de la gran cantidad de contenidos que se generan en Internet. Hace referencia por tanto a la actividad consistente en la selección y difusión (curation) de contenido (content) en la web.

Ambos términos tienen el mismo significado. La curación de contenidos es el proceso de búsqueda, organización y gestión de contenidos de la web sometido a través de varios criterios. Como pueden ser la veracidad (conforme con la verdad), utilidad  (interés que se saca de alguna cosa), relevancia e importancia. Es importante tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de curar contenido. No abusar de la misma fuente, añadir valor e información a lo búscado ya sea personal o de otra fuente, hacer visible las fuentes de origen, crear contenido nuevo original o mashupeado y, por último, comentar y opinar acerca del mismo para dar una visión personal.

Existen otros criterios para seleccionar la información. Como la autenticidad, el idioma, su accesibilidad, la actualización de contenidos... Podemos distinguir tres criterios cognitivos básicos:

-Reflexionar

-Leer

-Compartir

Desde mi punto de vista personal, es muy importante filtrar la información, y someterla a las características que nosotros creemos necesarias. Además, esto nos permite reducir la información para una selección más satisfactoria.

DOCUMENTOS EMPLEADOS:

https://es.wikipedia.org/wiki/Curaci%C3%B3n_de_contenidos