• Blogs
  • Eva
  • Tecnología en las aulas, ¿sinónimo de innovación?

Tecnología en las aulas, ¿sinónimo de innovación?

Hoy en día nos encontramos con muchas noticias sobre la llegada de la tecnología a las aulas como alternativa innovadora, pero ¿realmente la tecnología va de la mano con la innovación?

Tanto los informativos en la televisión como numerosos periódicos llevan mostrando los últimos años noticias de cómo los colegios incorporan cada vez más la tecnología a sus aulas como método innovador. Con esto se refieren a que incluyen hardware para que los alumnos puedan trabajar con diversos sistemas, sin embargo, incluir ordenadores o pizarras electrónicas en las aulas NO es sinónimo de innovación.

Para que esto dé resultado es fundamental atender, sobre todo, al método con el que se va a utilizar la tecnología al alcance. En primer lugar, lxs docentes deben estar formadxs para enfrentarse al reto, pues de otra manera su función como guías en el proceso de aprendizaje podría ser más negativa que positiva. Las tecnologías ofrecen grandes oportunidades de aprendizaje, pero un mal uso puede ser muy perjudicial.

Encontré una noticia en el Huffington Post que habla de las ventajas de la incorporación de la tecnología en las aulas en base a unos estudios realizados por los investigadores del grupo Didáctica, Innovación y Multimedia de la Universidad de Barcelona (http://www.huffingtonpost.es/2015/02/13/tecnologia-aulas-educacio_n_6671884.html. Me pareció interesante una reflexión que hacen en la misma que recoge muy bien lo que expliqué en esta entrada del blog:

Aunque los colegios e institutos ya disponen de todo este equipamiento, en el estudio de la UB los docentes manifestaban ciertos inconvenientes: a la mayoría les faltaba tiempo para buscar recursos y formación para aprender a optimizar el potencial didáctico de los aparatos. Las tecnologías, por sí solas, no imparten las clases; hay que saber adaptarlas a metodologías y currículos.