Flores para Algernon

Por Brais Comentarios (2)

Durante el transcurso de este breve período vacacional, he tenido la oportunidad de leer la obra de Daniel Keyes, con el título que da nombre a este blog, "Flores para Algernon". Una obra en primera persona que transmite los deseos de una persona con discapacidad intelectual por aprender a leer y a escribir, y a como el mismo Charlie Gordon dice, de ser tan listo como los demás. Sin la menor intención de hacer spoiler por si a alguien le interesa leer este libro, decir que a través de un novedoso y revolucionario avance tecnológico, Charlie, por medio de una intervención quirúrgica consigue incrementar su CI a niveles muy superiores al resto de sus conocidos, lo que más tarde le acarreará otro tipo de conflictos internos distintos a los que le preocupaban originalmente.

¿Y esto a que viene? pues veréis, leyendo esta obra, la cual recomiendo pues genera un sentimiento de empatía y de solidaridad muy fuerte con el protagonista, me di cuenta de que a pesar de ser una obra publicada por primera vez en la década de los 60, focaliza muy bien el hecho de como los avances y progresos en tecnología y ciencia pueden llegar a revolucionar toda nuestra vida. El hecho de que la tecnología tenga la facultad de modificar completamente nuestro modo de vida puede permitir pensar en tecnología en términos booleanos y duales,es decir, que sólo se pueda entender como buena o mala para nuestra sociedad, y esto, a mi parecer, es un pensamiento demasiado minimalista y simplista  para abordar todo lo que la tecnología implica y conlleva. La tecnología y la ciencia son procesos y/o creaciones inertes, por lo tanto, el atribuirles las propiedades de "buena" o "mala" sería estúpido, pues cualquier avance tecnológico depende exclusivamente del uso que realmente nosotros hagamos de esos progresos, y es precisamente ahí donde creo que está el peligro de las nuevas tecnologías, en nosotros mismos.

Con toda esta parafernalia lo único que intento es plasmar la idea de que estamos en una época en la que se avecinan grandes cambios y transformaciones en sectores muy importantes de la sociedad, como la educación, la medicina, la economía, el ocio, etc...  ámbitos que van a verse, y se ven, afectados por los continuos avances tecnológicos que se producen en sus diversas áreas, pero lo que realmente me genera inquietud es cuestionarme si estamos suficientemente preparados para saber recibirlos, por ejemplo, en el libro, Charlie se sometió a esta novedosa revolución medica con el fin de superar su discapacidad intelectual, utilizó ese nuevo avance tecnológico para poner fin a algo que le llevaba atormentando toda su vida, el sentirse inferior a los demás. Sin embargo, después de la intervención, Charlie se encuentra con todavía más dudas que las que tenía antes, con más miedos, inseguridades e incertidumbres que le impiden ser feliz a pesar de que ahora es mucho más inteligente que todos los demás. Por lo tanto, ¿estamos realmente listos para saber manejar el panorama en que nos situarán las nuevas tecnologías y hacer que todos estos avances sean sinónimos de mejoría? ¿o nos pasará como al pobre Charlie, y la tecnología sólo nos colocará frente a un océano de dudas y confusión?

Pienso que está en nuestras manos, como futuros profesionales de uno de los ámbitos mencionados, el aprovechar, y no hablo de utilizar por utilizar, sino de saber aprovechar y emplear bien los recursos tecnológicos que tendremos a nuestra disposición el día de mañana para poder afrontar con éxito el reto que supone introducir, con garantías, los avances tecnológicos en educación, con la certeza de que esto conlleve a esa tan ansiada mejoría y reforma en el sistema educativo y evitar así, de paso, que todos estos avances se acaben convirtiendo en una "metástasis tecnológica" que en vez de significar avance, signifiquen desconocimiento, como le ocurrió al protagonista de esta novela, Charlie.

Y nada más! un saludo a tod@s y espero que aprovecharais bien vuestras prácticas!

Comentarios

  • Alejandra Buceta

    ¡Hola Brais! En primer lugar gracias por la referencia de la obra, ya que por la breve sinopsis que has hecho de la misma me parece muy interesante para poder reflexionar y, por supuesto, para pasar el rato, así que me apunto nombre y autor para poder leerla tan pronto como pueda.

    Haciendo referencia a la relación que estableces entre la obra “Flores para Algernon” y el avance en la tecnología y ciencia, tengo que destacar una película que asocié directamente con la misma reflexión que elaboraste, esta se llama “Gattaca”. Se trata de una película escrita y dirigida por Andrew Niccol, en la cual intentan mejorar la calidad de vida de las personas a través de los avances de la ingeniería genética. En este caso estamos hablando de una película más científica pero, sin embargo, tiene el mismo trasfondo, centrarse en los distintos tipos de situaciones que generan los avances en el campo de la tecnología.

    Tengo que apuntar que este filme lo vi de forma reiterada, tanto en el aula como en casa, puesto que es una película muy interesante.

     

    Las preguntas que planteas me parecen muy interesantes para inducirnos a reflexionar, pero a la vez muy complejas de responder. Quiero decir; como bien expones, como profesionales tenemos la labor de emplear de forma correcta los recursos tecnológicos y así facilitar el progreso en el mundo que nos rodea, sin embargo, continuamente se están introduciendo en la sociedad nuevos avances y tecnologías que desconocemos y por lo que no es tan fácil enterarse y estar versado en todos los progresos que se producen día a día.

    Como bien he dicho antes, es un tema que considero complejo y contradictorio, ya que en cierta medida (pero no en todos los aspectos) estamos preparados para poder conseguir que los avances supongan una mejoría, pero también pueden causar un ámplio abanico de dudas y dilemas.

    ¡Un saludo y nos vemos cuando se reanuden las clases!

  • Brais

    ¡Muy buenas Alejandra! Quiero empezar dándote las gracias, primero por tu participación, y segundo por tu aportación. Agradezco enormemente que compartas este título cinematográfico, "Gattaca", con todos nosotros, ya que siempre es bienvenido conocer obras nuevas, independientemente de ser libros o películas, que nos permitan pensar un poco y reflexionar sobre aspectos que marcan tan de cerca nuestra vida, en este caso, la tecnología.

    Y ahora, ya entrando más en el tema de reflexión en sí, decir que comparto la idea que tu misma expones de que lo más difícil sea, probablemente, el ser capaces de estar siempre al día en lo referente a las tecnologías educativas, para impedir de este modo la aparición de dudas y temores en lo referente a ellas. Además, también sería conveniente reducir, al máximo nivel posible, nuestro desconocimiento sobre sus usos, beneficios y perjuicios, pues todo avance tecnológico puede verse frustado si no es recibido y empleado de la manera adecuada.

    De acuerdo con todo esto, los numerosos avances en educación, como pueden ser el uso de la realidad virtual en las aulas, la llegada de plataformas de formación adaptables como Knewton o Dreambox Learning, la cada vez más expandida formación online, el auge de la tecnología blockchain, etc, nos permiten apreciar de manera muy visible el impacto que la tecnología tiene en la educación, el impacto que tiene en nuestra formación como pedagogos y pedagogas, y el impacto que tendrá en nuestro futuro desempeño profesional. Como tú bien dices, saber si estamos preparados para hacer frente a todo este abanico de recursos y posibilidades es un tema demasiado complejo como para dar una respuesta clara y rotunda, pero lo que está claro es que tenemos todo un reto por delante a la hora de conseguir convertirlo, con total seguridad, en sinónimo de progreso y mejora, en vez de en involución.

    Un saludo, y nos vemos pronto!