Comunidades de aprendizaje mediante las TIC

A lo largo de la materia he adquirido múltiples conocimientos y competencias que han contribuido a la creación de una “mochila” de recursos educativos en relación con las nuevas tecnologías que han potenciado el planteamiento de respuestas a situaciones educativas relacionadas con las TIC como el planteamiento del dispositivo móvil en las aulas, la relación entre Creative Commons y la educación, etc… En esta ocasión, reflexiono sobre las Comunidades de Aprendizaje, un concepto de relevancia, en la actualidad, puesto que responde a las necesidades que surgen en la sociedad de la información, ya que la globalización y los propios procesos de dicha sociedad han acentuado en todo el mundo la exclusión y marginación de una parte de la población. Como respuesta a este fenómeno surgen experiencias y movimientos que buscan abrir espacios democráticos basados en la participación de todas las personas, en otras palabras, la inclusión social de la ciudadanía, siendo un ejemplo de ello, las comunidades de aprendizaje, ya que constituyen un proyecto de transformación social y cultural cuya finalidad es lograr una sociedad de la información para todos, basada en el aprendizaje dialógico, mediante una educación participativa en comunidad.  Además de ello, hacen hincapié en la comunicación y sus diferentes lenguajes, conectando la participación de la colectividad a los procesos de aprendizaje, concibiendo las interacciones de los estudiantes fuera del aula como una forma de aprendizaje, permitiendo, de este modo, que todas las personas adquieran competencias culturales.

Las comunidades de aprendizaje se dirigen a apaliar las desigualdades, fruto de la exclusión social, sin embargo, pese a este matiz, cualquier centro puede convertirse en una comunidad de aprendizaje, para mejorar las dinámicas educativas y sociales. Además de ello, estas comunidades también buscan la prevención de la exclusión, el fracaso escolar, fomentando valores como el diálogo, la participación y la solidaridad. De esta forma, podemos resumir los principios pedagógicos que rigen a las comunidades de aprendizaje partiendo de Rebollo, García, Buzón y Barragán (2012) en:

  • Participación de todos los agentes educativos posibles.
  • La importancia del aprendizaje, puesto que la finalidad es que todos desarrollen al máximo sus capacidades sin que las condiciones sociales externas influyan. Dicho aprendizaje se basa en el diálogo como una concepción comunicativa que plantea que la realidad social es construida por las interacciones entre las personas, y por tanto, el aprendizaje será más rico cuantas más interacciones se produzcan.
  • Expectativas positivas, buscando que todos desarrollen su potencial, buscando el progreso permanente, a partir de una evaluación continua.

En este contexto, las nuevas tecnologías cobran especial relevancia al dar la oportunidad de optimizar los procesos de enseñanza-aprendizaje y a la hora de colaborar y promover la participación de la comunidad. De este modo, las nuevas tecnologías conforman una importante herramienta a la hora de potenciar dicha comunicación y colaboración en la comunidad. Además,  de  permitir el desarrollo de proyectos dentro del seno de la comunidad de carácter digital y colaborativo.

Por lo tanto, las nuevas tecnologías responden a la necesidad de creación de un entorno virtual para facilitar la comunicación, el intercambio y el enriquecimiento mutuo entre la comunidad, permitiendo la reflexión en el proceso de aprendizaje, el aprendizaje activo y permanente como eje central de dicha comunidad.

A continuación, os presento un vídeo que presenta un ejemplo de comunidad de aprendizaje que se desarrolla en una zona desfavorecida de Albacete, donde se da un proceso transformador en un centro educativo, convirtiéndose este en un punto de conexión entre todas las familias del barrio. Conciben la escuela como un lugar a donde se va a aprender y a enseñar en comunidad, independientemente de la edad. Apuestan decididamente por la innovación y ponen en marcha una pedagogía eficaz basada en modelos de aprendizaje cooperativo entre iguales. 

 

Referencias bibliográficas utilizadas:

Rebollo Catalán, M. Á., García Pérez, R., Buzón García, O., & Barragán Sánchez, R. (2012). Las comunidades virtuales como potencial pedagógico para el aprendizaje colaborativo a través de las TIC. Recuperado de: http://campus.usal.es/~revistas_trabajo/index.php/0212-5374/article/viewFile/9317/9610

Comentarios

  • Noelia Suárez

    Hola Ángela, 

    As comunidades de aprendizaxe resúltanme unha iniciativa pedagóxica realmente enriquecedora. Non deberíamos adueñarnos do coñecemento, nin seperarnos por non ter a mesma capacidade de aprendizaxe, pois entre todos podemos conseguir mellores resultados que por separado. Un centro educativo debe estar integrado na comunidade na que se atopa e, ao mesmo tempo, a comundade debe participar nas actividades do centro pois podemos aportar moitos máis coñecementos dos que realmente cremos. Isto móstrase moi ben no vídeo que ti aquí nos mostras e ten relación coa sociedade da información na que nos atopamos. 

    As tecnoloxías poden ter un papel fundamental nestes procesos ou iniciativas, existindo incluso comunidades virtuais do coñecemento. Pois o importante é intercambiar información para entre todos seguir crecendo como sociedade. 

    En resumo, como se indica Viñes (2018), "aprender de manera colaborativa facilita los procesos de construcción del conocimiento, ya que requiere de los estudiantes actividades e interacciones beneficiosas para su propio proceso cognitivo." Polo tanto, potenciemos estas comunidades de aprendizaxe que tanto nos poden aportar. 

    Referencias bibliográficas: 

    Viñes, J.M. (mayo del 2018). Colaboración y aprendizaje en Internet. Comunidades virtuales. Recuperado de: https://www.gestiopolis.com/comunidades-virtuales-para-el-aprendizaje-en-internet/ 

  • Ángela González Villa

    Boas Noelia! Comparto a túa opnión, a aprendizaxe debe ser colectiva para que a mesma chegue a todos, a colaboración e a clave para o progreso e non a competitividade como se nos impón no sistema educativo actual. As novas tecnoloxías son unha fonte para que as comunidades de aprendizaxe superen as fronteiras do seu contexto xeográfico. Ademáis, aprender en comunidade trae consigo aprendizaxes importantes para a inmersión na sociedade.

    Considero as comunidades de aprendizaxe unha metodoloxía enrriquecedora que permite que todos aprendamos segundo as nosas características individuais e aportemos algo aos demais, o que promove tamén ao aumento da autestima e o autoconcepto.

    Alegrome de que compartas o meu punto de vista e te gustase o meu post, bicos.