A TECNOLOXÍA… ÍLLANOS?.-

Moitos nenos, xóvenes e adolescentes, están a pasar moitísimas horas frente dos seus ordenadores ou aparatos tecnolóxicos dos que fan uso. Un exemplo claro, é o feito de que podemos atoparnos nunha terraza a un grupo de amigos, os cales poden estar sen mirarse entre eles, pois o seu teléfono tenos absorvidos enviando e recibindo mensaxes permanentes; comer con familiares ou amigos ca televisión posta; ir cos auriculares escoitando música sen interactuar con todo aquilo que está a acontecer ao noso redor.... Dicir que esta situación, ademáis de darse nos citados anteriormente, tamén se está a dar entre xente adulta. O dilema, aquí radica no mal uso e abuso de estas ferramentas.

Darlle un bo uso as novas tecnoloxías é o mellor camiño para non perder o contacto humano, como por exemplo enviar e recibir mensaxes para concertar unha cita cun amigo co que se quedará máis tarde, empregar as redes socias para atopar persoas que fai moito tempo coas que un non se ve… senon, pola contra, estas acabarán por alonxarnos das nosas relacións máis achegadas, facéndonos desta maneira sentirnos mal con nos mesmos,  co mundo que nos rodea…

Outro feito moi importante, ademais do dito, pode ser a cantidade de tempo que adiquemos a estar co noso teléfono ou ordenador, eso si, sempre referíndonos a fora da xornada laboral. O máis adecuado sería darlle un uso dun total de dúas horas diarias, para así podernos dedicar tempo a nos mesmos, a vez de dedicarlle o noso tempo real aos demais.

Quero rematar aportando unha serie de datos: Segundo as encuentas do CIS, de fai un total dun ano, o porcentaxe de españois que consideran que o emprego das novas tecnoloxías fai que a xente se ille, é dun total do 81,1 %; outro dato importante é o que nos ofrece o INE, este dinos que o total do 33% de nenos de 12 anos posee móvil, en 13 anos o total é do 69% e en 14 anos do 89%.

O feito de mirarnos a cara, e poder establecer un contacto visual e real con outros, permítenos enriquecernos como persoas, medrar… polo que o mellor sería deixarse de tanto abuso tecnolóxico e comezar a dar a nosa riqueza aos demais e viceversa.

Agora pregúntovos: ¿Cal é a vosa opinión acerca deste tema? Pensades que a tecnoloxía nos acerca ou nos illa? No caso de pensar que nos illa… ¿que considerades que se debería de facer para cambiar este rumbo?

Comentarios

  • laura

    Hola Andrea, estoy en el lado pesimista. 

    Creo que lo que nos engancha de las nuevas tecnologías es esa posibilidad de traspasarnos a una "realidad" intangible.

    Realidad entre comillas porque considero que hemos hecho de éstas un medio para exponer todo lo que en el cara a cara no mostramos. En una sociedad tan marcada por la falta de educación emocional entiendo que sea una vía fácil de escaparate y expresión que supla una carencia socioeducativa. Al remediarlo así, no nos ayuda a desarrollarnos enteramente.

    E intangible porque, al jugar con la parte más de los deseos, del "estoy hablando con quien realmente quiero estar", nos lleva a un mundo diferente al del aquí y ahora. Ese mundo a donde te evades cuando suenan las notificaciones. Desconectamos para mudarnos a algo inmediato y a lo que damos mucho valor (y datos) pero ficticio, sin contacto realA nada.

     

     

  • Brais

    Muy buenas chicas! 

    Creo que este puede ser un tema bastante interés, pues en mayor o menor medida todos tenemos una opinión sobre como la tecnología afecta a nuestras relaciones sociales. Con lo que dices tú Laura, estoy completamente de acuerdo con los argumentos que planteas, en especial cuando haces alusión a la educación emocional y su falta de desarrollo, pues es clave a la hora de entender la importancia que le atribuímos a algo que puede considerarse "irreal" en ciertas maneras. Sin embargo, yo opino lo contrario que tú, y por lo tanto, a la pregunta que nos plantea Andrea sobre si creemos que las tecnologías nos alejan o nos acercan los unos de los otros, yo considero que sí que nos aproximan, socialmente hablando. Con esto quiero decir que las relaciones interpersonales se ven beneficiadas del uso de las nuevas tecnologías y que el entramado social en el que nos desenvolvemos también sale favorecido de todo esto. No obstante, sí que creo que las tecnologías pueden llegar a alejar a las personas, pero NO con el resto de las personas, si no de las propias personas en si mismo, es decir, muchas personas sienten la apabullante necesidad de alimentar su ego personal a cuenta de, como dice Laura, sentir que están con alguien cuando realmente no lo estamos, eso, unido a la necesidad de satisfacer nuestro voraz apetito de ser reconocidos socialmente con un simple "like"; me lleva a pensar que las tecnologías nos acercan entre nosotros, pero que nos alejan de nosotros mismos, situándonos en esa realidad ficticia y de tan fácil acceso a la que alude Laura, una reliadad social, que al no ser la real, puede dar pie a multitud de confusiones y problemas en muchos casos, apartándonos de la realidad que vivimos y del mundo que nos rodea a nosotros mismos, de ahí que diga que nos acerca entre pero no de nosotros. Por todo esto creo, al igual que Laura, que una de las soluciones para evitar estas situaciones reside en gran medida en educarse y prepararse emocionalmente.

    Un saludo chiquillas!

  • Cristina López

    Muy interesante y muy de acuerdo contigo, Andrea!

    Considero que las nuevas tecnologías como el teléfono móvil son un gran avance y totalmente necesarias, ya que puedes contactar con cualquier persona en cualquier momento del día y en cualquier sitio. Pero...¿abusamos de ellas? .La respuesta es sí. Sin ir más lejos, creo que invertimos una gran cantidad de nuestro tiempo en visualizar nuestras redes sociales, cuando en realidad podríamos estar haciendo otras cosas o, mismamente, estudiando. Están bien para el ocio, para interactuar con nuestros seguidores y amigos y para comunicarnos en situaciones de urgencia, pero... ¿las 24 horas del día y en cualquier espacio?. Desde mi punto de vista, ciertos sitios como una cafetería, el cine o el colegio, entre otros, son lugares en los que se debería interactuar única y exclusivamente con aquellas personas que tengamos alrededor y no por medio de la pantalla. Es algo importante y que deberíamos cambiar, pero cada vez es más frecuente ver por la calle caminando a una persona mientras chatea, o ir a un bar y que en una mesa todas las personas estén con el móvil, o incluso en el recreo de los colegios, donde nosotros nos los pasábamos jugando al escondite o al fútbol, ahora los niños estén sentados con un aparato electrónico.

    Son necesarios y un gran avance, pero creo que deberíamos limitar el uso y cada vez es más complicado.