M-learning

A raíz de mi publicación sobre el conectivismo, he reflexionado sobre el mismo, puesto que la evolución de las nuevas tecnologías de la información ha llevado a grandes avances en lo que atinje a la portabilidad de la información, el acceso permanente a la red, la diversidad de medios electrónicos para diferentes propósitos... Dicho avance ha modificado los esquemas sociales y de trabajo ya que actualmente estamos viviendo la primera generación de las TIC portátiles a través de la evolución de los dispositivos móviles y sus múltiples servicios que van más allá de la mera telefonía, teniendo acceso a internet, bancos de datos, memorias extraíbles, aplicaciones diversas para transferir información, redes sociales...

Además de los avances de los dispositivos móviles debemos destacar la evolución de la conectividad y el acceso a internet, puesto que la cobertura está creciendo de forma acelerada, al igual que la velocidad de acceso inalámbrico a las redes por diversos medios tecnológicos, y las zonas de cobertura de las redes, así como una mejora en la anchura de banda y la estabilidad de las conexiones.

Si tenemos en cuenta todo lo descrito anteriormente, tenemos que ser conscientes de que, en el campo de la educación, este modelo de trabajo representa la oportunidad de que el aprendizaje no esté restringido a las aulas y se pueda dar en cualquier lugar y momento. En otras palabras, que aprender no tendría límites ni de tiempo ni de lugar, ya que las redes inalámbricas y los dispositivos móviles ofrecen la posibilidad de flexibilizar la educación, permitiendo diferentes alternativas de comunicación, la colaboración en la construcción de aprendizaje, etc., ya que en los móviles, o las tablets se pueden leer artículos académicos, noticias, buscar recursos, leer instrucciones necesarias para la solución de una problemática, además, cada vez más, la gente decide realizar cursos online, o incluso educación formal y reglada en línea.

Este modelo de educación basado en las tecnologías y dispositivos móviles se define segundo Pisanty, Enríquez, Chaos-Cador y García Burgos (2010) con el término de “m-learning” que se puede traducir por aprendizaje móvil o educación móvil, dicho concepto se puede definir como un modelo que ofrece métodos modernos de apoyo al proceso de aprendizaje mediante el uso de instrumentos móviles, smartphones, tablets, etc. De este modo, el m-learning, es un modelo de aprendizaje personalizado, portátil, cooperativo, interactivo y inmerso en el contexto donde tiene lugar, que se diferencia del e-learning por presentar características diferenciadoras que no recogen el aprendizaje tradicional mediante el uso de las nuevas tecnologías, ya que el m-learning no se puede concebir siguiendo un modelo educativo tradicional.

Cabe destacar, que el aprendizaje móvil que abordamos en este post se está volviendo una de las soluciones a los problemas del sistema educativo, por ello, cada vez se llevan a cabo más estudios e iniciativas para determinar de que modo las tecnologías móviles pueden promover a la consecución de una educación para todos.

Referencias bibliográficas utilizadas:

Pisanty, A., Enríquez, L., Chaos-Cador, L., & García Burgos, M. (2010). " M-LEARNING EN CIENCIA. RIED. Revista iberoamericana de educación a distancia13(1).