• Blogs
  • Manuela
  • ¿La tecnología en el aula puede ser útil o contraproducente?

¿La tecnología en el aula puede ser útil o contraproducente?

En algún momento, mientras subíamos información en el blog, seguro que muchos de nosotros nos hemos preguntado si la tecnología es al 100% eficaz, o al contrario, puede ser un aspecto negativo en el aprendizaje.

Personalmente pienso que, la tecnología puede llegar a ser realmente útil en la enseñanza, puesto que facilita el aprendizaje, haciendo que éste vaya a un ritmo mucho más dinámico comparado con la enseñanza tradicional. Así pues, niños con problemas de aprendizaje, como pueden ser los niños autistas, mejoran su aprendizaje gracias a las nuevas tecnologías, ayudandoles considerablemente en su capacidad de atención y retención gracias a la utilización de las pizarras digitales (tema ya hablado con anterioridad).

A parte de los aspectos positivos, también existen otros negativos que en vez de faciliar, pueden hacer que exista un déficit en el aprendizaje al no ser utilizada adecuadamente.

Un ejemplo claro de esta contradicción puede ser el Edupunk, término del que hablé en la entrada anterior, el cual me recuerda bastante a O Pelouro (escuela que pretende la integración de todos los niños discapacitados o no), puesto que ambos trabajan bajo la misma idea: Es el propio alumno el que elabora su plan de estudios, decide lo que quiere trabajar en función de sus necesidades. Este método de trabajo es bastante interesante, puesto que se centra en las capacidades y proceso del alumno antes que en el resultado, produciendose un intercambio de roles entre docente-alumno. Ahora pues, pienso que dejarle tanta libertad a los alumnos a la hora de la elección de contenidos puede contener aspectos negativos como pueden ser el abandono de aquellos contenidos "menos apetecibles" pero que son de igual importancia que los demás, quedando de este modo relegados.

Por este motivo, pienso que la tecnologia es buena si sabes utilizarla, y si realmente se le da el uso para el que fue pensado, porque si en una clase de informatica, en la que se explican determinados contenidos educativos con acceso a internet, solo un reducido número de alumnos está haciendo un empleo educativo de éste, y los demás están navegando libremente en internet, es obvio que ahí la tecnología no está siendo 100% educativa. Al mismo tiempo, si en un aula que cuenta con diversos aparatos tecnológicos, pero el personal que lo utiliza no sabe defenderse con él, la aportación de este a la enseñanza va a ser nulo y solo supondrá un gasto absurdo.

Con todo lo dicho, no quiero decir que esté en contra de la tecnología como un recurso educativo, simplemente digo que hay que ser conscientes de lo importante que resulta en ésta un uso adecuado. En mi opinión, existen diversos programas tecnologicos de inmensa utilidad en el ámbito educativo, a los que no se les da el valor que realmente tienen, al ser "ignorantes" en cuanto a su funcionamiento. También me parece fantástico que los propios alumnos sean los que creen su conocimiento, pero no de que esta elaboración sea completamente libre, puesto que, como dije antes, se pueden dejar a un lado aspectos importantes para nuestro desarrollo integral.

Dicho todo esto, os dejo un enlace en el que se encuentran diversas opiniones sobre este tema y que me pareció bastante interesante compartir :    

 http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/7/05/2012/c57017.html 

¿Estáis de acuerdo con todo lo que se dice?