Twitter como recurso educativo

A lo largo de mi portafolios he abordado temáticas acerca de la introducción de la tecnología en el aula a través de estrategias metodológicas para que la integración de las mismas fuera efectiva. En base a ello, abordo un ejemplo de cómo las nuevas tecnologías, y específicamente las redes sociales pueden ser el vehículo de la enseñanza.

A través de la reflexión del post de una compañera, y un post anteriormente realizado por mi acerca de la productividad de las redes sociales en el proceso de enseñanza-aprendizaje describo como la red social Twitter puede ser un recurso educativo efectivo en las escuelas.

En el proceso de enseñanza- aprendizaje mediante Twitter podemos establecer, siguiendo a Valdiviezo, Viteri y Carrera (2017) seis estrategias para el aprovechamiento de las oportunidades educativas que nos aporta dicha red social:

  1. Compartir imágenes, enlaces, vídeos de interés para la materia entre los alumnos y el docente, ampliando el aprendizaje adquirido en el aula mediante las aportaciones de los compañeros de clase.
  2. Comunicación: entre alumnos y alumnado y profesor, de este modo, ambos se encuentran al mismo nivel.
  3. Colaboración: mediante dicha red social el alumno puede compartir su aprendizaje con el resto de los compañeros, las dudas, y de este modo, los alumnos cooperan en la construcción de aprendizaje, por lo tanto, aprenden más allá de las áreas curriculares, adquiriendo valores de compañerismo y solidaridad.
  4. Organización: de las clases, de las actividades, resolución de dudas en grupo, fechas de examen, etc.
  5. Reflexión: llevando a cabo a través de la red social un análisis de su proceso de aprendizaje, estableciendo las dificultades encontradas, como fueron solucionadas, lo que más les gustó de la clase, etc.
  6. Evaluación: el docente puede seguir la evaluación del alumnado a través de la red social, mediante el análisis de su proceso de aprendizaje. Del mismo modo, docente y alumnos pueden realizar una autoevaluación de su actuación en la materia, y de modo específico de la propia red social.

Cabe mencionar y tener en cuenta que Twitter cuenta con una limitación de 140 caracteres, pero esto no es un problema para que la red social no sea un recurso productivo en el aprendizaje del alumnado, puesto que le permite ser protagonista en el mismo, llevando a cabo tareas creativas, y rompiendo la rutina del aula, en la cual el alumno es un agente pasivo que recibe información. A través de Twitter docente y alumnos colaboran en la construcción de aprendizaje, los alumnos aprenden haciendo, logrando así un aprendizaje más duradero y significativo. Además, iniciativas como la presentada fomentan las habilidades sociales en el alumnado, así como las competencias digitales, respondiendo de esta forma a la sociedad de la información en la que nos encontramos inmersos. Dichos efectos se reflejan en nuestra experiencia en la utilización de Stellae, donde aprendemos más allá del contenido de la materia.

Referencias bibliográficas utilizadas:

Valdiviezo, J. L. C., Viteri, J. C. R., & Carrera, G. M. D. (2017). Twitter en la Educación. Revista Publicando3(9), 238-249. Recuperado de: file:///C:/Users/Angela/Downloads/Dialnet-TwitterEnLaEducacion-5833556.pdf