Manipulación del lenguaje audiovisual

Por Belén

El desarrollo de la tecnología se ha convertido en un instrumento indispensable para transmitir e intercambiar información por su facilidad de difusión y su inmediatez. Sin embargo, en ocasiones nos olvidamos que los medios muestran una realidad dependiendo de los intereses económicos y políticos. Para dominar al público sin que éste se dé cuenta, ni siquiera es necesario recurrir a la mentira, sino que basta con alterar o deformar la verdad. Esto da lugar a distintas formas de desinformación, como son las fake news, término que se corresponde con la información deliberadamente falsa que circula, principalmente, por internet.

El principal instrumento de manipulación es el lenguaje y, los medios audiovisuales emplean uno propio. Rodriguez Bravo define el lenguaje audiovisual como: "Un conjunto sistematizado y gramaticalizado de recursos expresivos que han sido siempre previamente imaginados por un narrador, y que permiten estimular en el público series organizadas de sensaciones y percepciones que transformarán en mensajes concretos y complejos." El lenguaje audiovisual se compone de palabras orales y escritas, e imágenes en movimiento. Cuando las palabras van acompañadas de la imagen y el sonido adecuados, la fuerza manipuladora queda reforzada.

La manipulación de los patrones de la imagen y del sonido pueden despertar distintos estados emocionales dependiendo de los intereses del emisor. Una de las técnicas más utilizadas en los montajes de video es el overlapping o split. Consiste en el adelantamiento o el retraso del sonido respecto a la imagen, utilizada tanto para dar una impresión más representativa de la realidad como para confundir conversaciones. Así mismo, la música es un factor fundamental para despertar la emotividad del espectador. Ponemos nuestros sentimientos en manos del emisor del contenido audiovisual, mostrándonos desprotegidos ante él.

Ningún lenguaje es objetivo, sino que contiene mensajes tanto explícitos como implícitos de carácter ideológico y, sin embargo, no se nos educa para interpretar dichos mensajes. Es necesario hacer pedagogía de los medios, es decir, enseñar la importancia de la información y que ésta puede ser manipulada atendiendo a unos intereses. Hay que preparar al receptor para que sea capaz de decodificar los mensajes implícitos en el lenguaje audiovisual. 

 

Martínez Rodrigo, E. (2005). Lenguaje audiovisual y manipulación. Revista Científica Iberoamericana de comunicación y educación. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/1368019.pdf

Segura García, R., & Martínez Rodrigo, E. (2010). Música y sentimiento en los medios audiovisuales. Razón y palabra. Recuperado de: http://www.redalyc.org/html/1995/199514908036/