El impacto de la tecnología en las aulas

Un estudio llevado a cabo por Samsung en 2016 entre profesores españoles sobre el uso de la tecnología en el aula, muestra conclusiones sobre los beneficios que el uso de la tecnología en la educación puede tener en los colegios.

El 84% de los encuestados percibe un aumento en la creatividad y capacidad de razonamiento de sus alumnos, una mejora de su competencia en habilidades transversales y un incremento en la autonomía de los alumnos a la hora de aprender. El 74 % de los profesores participantes considera que la creciente familiarización con las TICs ayuda a los alumnos a aprender a hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías. Un 92 % también considera que el uso de nuevas tecnologías en el aula mejora las habilidades técnicas de los alumnos, preparándoles para desenvolverse con más soltura en un mundo cada vez más tecnológico.

Entre los profesores españoles es común la opinión de que los estudiantes son más colaborativos entre ellos, muestran un mayor esfuerzo por aprender, y entienden los contenidos impartidos con más facilidad (74%), gracias al uso de las nuevas tecnologías. Y otros, perciben también una mejora en el clima general del aula.

Así que tres de cada cuatro profesores considera que la “mochila digital” para el aprendizaje, sustituir los libros por lecciones en formato digital a las que puedan acceder a través de un ordenador o tablet ya adoptado por muchas instituciones educativas, es sumamente interesante.

Pero no todas son ventajas, ya que a pesar de que la tecnología puede tener un impacto positivo en la dinámica educativa de los centros escolares, su implementación trae algunos inconvenientes que los docentes deben hacer frente. 

La primera, es muy frecuente en la actualidad, ya que muchos profesores no tienen formación de calidad para aprovechar recursos tecnológicos e incorporarlos en sus clases, por lo que dificulta el uso de los mismos. Llevado a mi experiencia particular en mis institutos y en la universidad, en muchas ocasiones no hay una buena conexión a internet para ser utilizada por múltiples equipos y dispositivos al mismo tiempo. Además, la incorporación de tecnologías en el aula no es posible en todas las zonas del mundo, ya que suponen un importante desembolso económico. También es muy frecuente encontrarse con resistencias al cambio, de los familiares o de los propios docentes por inexperiencia en el ámbito. Por último, pero no menos importante, la introducción de la tecnología en el aula implica la necesidad de aprender a trabajar en equipo y de forma más colaborativa, algo a lo que los alumnos generalmente no están acostumbrados y precisará de un tiempo de aprendizaje.

Aquí os dejo un vídeo sobre el impacto de tecnología en el aula. Y, vosotros, ¿qué opináis? ¿La tecnología solo aporta benenificios o también inconvenientes para el correcto funcionamiento de la clase?

Documentos consultados:

Aula 1. (2017). El impacto de la tecnología en la educación. Recuperado de: https://www.aula1.com/tecnologia-en-la-educacion/

Comentarios

  • Yaiza

    Hola Cris!

    Este post es muy adecuado a la situación de la educación actual, ya que representa muy bien los miedos e inquietudes que tienen tanto padres como profesores a la hora de integrar las tecnologías a la vida diaria de sus hijos.

    Personalmente creo que no podemos darles de lado y hacer como si solo fuesen materiales de ocio, sino enseñarles a los niños que son una buena herramienta para enriquecer su aprendizaje de un método más dinámico que a lo que están acostumbrados habitaulmente. 

    En cuanto a lo que haces mención a la hora de decir que los docentes no tienen formación, estoy totalmente de acuerdo contigo, no están bien formados en cuanto a las nuesvas tecnologías. Yo, como muchos de vosotros, tuve clases de informática a lo largo de toda mi vida académica,sin embargo, nadie me enseño como hacer búsquedas adecuadamente, ni como filtrar la información, ni los peligros que podía tener como usuaria en las redes sociales. Creo que es, o puede llegar a ser un gran problema. Por eso creo que se deberían integrar las tecnologías en la educación.

    En cuanto a la pregunta que planteas, no creo que solo existan beneficios a la hora de hablar de nuevas tecnologías, pero también pienso que todo tiene sus riesgos, y con una buena formación docente se pueden paliar.