Educar para proteger

Investigando sobre los recursos digitales y analógicos en educación, he encontrado la página TELEKIDS, un blog sobre la Educación Mediatica, la cual incluye un pdf sobre el tema Educar para proteger elaborado por la Junta de Andalucía. En este se nos explican conceptos tales como: huérfanos digitales, padres analógicos, juguetes digitales e hijos digitales.

Lo que pretende explicar es la necesidad de educar tanto a padres e hijos en el buen uso de las nuevas tecnologías. Los padres, tienen esa necesidad dado que no han nacido con las tecnologías de la misma manera que sus hijos, los cuales han nacido directamente relacionados con las nuevas tecnologías.

En cuanto a la definición de huérfano digital  hace referencia a la situación en la que los padres no se involucran en el acercamiento por parte de sus hijos a las nuevas tecnologías los convierten en huérfanos digitales. Sin un referente de comportamiento no sabrán enfrentarse a los dilemas éticos que se les planteen. Serán más propensos a desarrollar hábitos poco saludables y estarán más expuestos a los posibles riesgos.

Sobre la capa analógica que han conocido nuestros padres y mayores se ha superpuesto una capa digital que lo cubre todo y que nos afecta a todos. Actualmente no tener contacto con las nuevas tecnologías es algo complicado, vivimos en un mundo digital.

Gracias a la conexión mundial que tenemos hoy en día, podemos comunicarnos desde casa con hogares de todos
los puntos del planeta o acceder de manera instantánea a todo el conocimiento de la humanidad.
Por desgracia, no siempre sabemos canalizar el exceso de información a la que tenemos acceso, ni tampoco si es buena, mala o digna de confianza.

Mayor información no implica necesariamente mayor conocimiento, ni que ese conocimiento se aproveche de manera correcta.Las TIC aportan riesgos y beneficios. Se necesita una revolución educativa para conseguir que sólo haya ventajas. La información sólo puede entenderse adecuadamente a través de un sistema coherente de valores.

Debemos asumir que el medio en el que nos movemos ha cambiado, y lo inteligente es conocer el medio para adaptarnos a él, es necesario adquirir competencia digital para ser ciudadanos completos en un mundo digital.

El problema principal de las nuevas tecnologías es que son nuevas, ¿hasta qué punto somos conscientes de todo lo que podemos hacer con las TIC?. Las TIC, por sí solas, no conducen a situaciones de riesgo. Es el sistema de valores y los hábitos inadecuados con los que se utilizan lo que da lugar a dichas situaciones.

La educación en valores está en la base de toda la educación, también de la educación tecnológica. La forma de utilizar la tecnología, adecuada o inadecuada, dependerá de los valores que las madres y los padres hayan transmitido a sus hijos e hijas.

A pesar de todo esto, las TIC tienen una serie de ventajas para los niños y niñas ya que les permite una serie de ventajas: alfabetización tecnológica, desarrollo social, apoyo al aprendizaje, futuro desarrollo profesional y ocio y desarrollo personal.

Teniendo esto en cuenta nos damos cuenta de que la tecnología formará parte de su proceso de socialización cultural, lo que puede traer muchas ventajas y algunos riesgos que, con una buena educación en cuanto al uso de las tecnologías, debemos prevenir.

- Riesgos que hay que prevenir:

    · Tendencia al consumismo ilimitado.
    · Individualismo.
    · Valora poco lo que tiene.
    · Pérdida de perspectiva humana.

También debemos tener en cuenta el tiempo y tipo de uso que se les da a las tecnologías en cuanto al ocio, lo que se traduce en el uso de los teléfonos móviles, de los videojuegos, ordenadores, internet, descargas de archivos, programas para comunicarse, etc. Todo tipo de materiales tecnológicos que se usan tanto en el tiempo libre como en el ambiente de trabajo que debemos saber manejar con responsabilidad y que los padres deben saber sobre el uso que sus hijos hacen de éstos.

La educación en valores y la buena relación entre padres, madres e hijos es la clave para la prevención de posibles
riesgos en el uso inadecuado de las TIC. El único modo de prevenir comportamientos de riesgo y un uso inadecuado de las TIC pasa por involucrarse en la educación de los hijos e hijas y potenciar las ventajas que aportan, no por prohibir o restringir radicalmente su uso.