Pizarra digital

PIZARRA DIGITAL:

 

Antes de empezar el análisis me gustaría definir y establecer diferencias entre estos tres conceptos: pizarra digital, pizarra digital interactiva y tinta digital.


  • Pizarra digital: Sistema tecnológico, generalmente integrado por un ordenador y un videoproyector, que permite proyectar contenidos digitales en un formato idóneo para visualización en grupo. Se puede interactuar sobre las imágenes proyectadas utilizando los periféricos del ordenador: ratón, teclado, etc.

     

  • Pizarra digital interactiva: Sistema tecnológico, generalmente integrado por un ordenador, un videoproyector y un dispositivo de control de puntero, que permite proyectar en una superficie interactiva contenidos digitales en un formato idóneo para visualización en grupo. Se puede interactuar directamente sobre la superficie de proyección. Actualmente existen grandes monitores Led interactivos que, conectados a un ordenador (o incluso con ordenador incorporado), realizan la misma función.

  • Tinta digital: Son programas que permiten hacer anotaciones sobre cualquier de pantalla que estemos visualizando en nuestro ordenador, y guardar en el disco una imagen de la pantalla con las anotaciones.


Me gustaría señalar la estructura de este pequeño trabajo. En primer lugar, intentaré exponer las diferentes razones del éxito de este recurso (a través del análisis del texto de Pere Marquès). En segundo lugar, me centrare en las ventajas y los inconvenientes de las pizarras digitales, aportando a demás una investigación, realizada por Caño Valls y Valls Molins (profesoras de secundaria y educación para adultos), que intenta relacionar el trabajo colaborativo de los alumnos y este recurso. Por último, expondré mi opinión acerca de lo analizado, realizando una pequeña conclusión.

 

I. Razones del éxito de la Pizarra Digital.

 

Según Pere Marquès “la magia de la pizarra electrónica está en que todo el profesorado se entusiasma con ella, y progresivamente va descubriendo sus múltiples posibilidades al tiempo que ensaya nuevas metodologías docentes; por ello, en mayor o menor medida, siempre se va produciendo una renovación de los procesos de enseñanza y aprendizaje”. Esta afirmación acentúa la importancia de este recurso, no solo hacia el alumnado sino también en los docentes favoreciendo una renovación de sus procesos de enseñanza a partir de elementos motivacionales, es decir, para que cualquier cambio puede producir con los resultados deseados es, de significativa importancia, que los actores tenga una actitud positiva hacia este recurso, a partir de elementos reforzadores, por ejemplo, la motivación.


Es bien conocido que una buena función docente favorece el aprendizaje de los alumnos. Si los docentes están desmotivados perjudica todo el proceso educativo en el aula. Con esto quiero decir, que un elemento fundamental de motivación del alumnado es un profesor motivado, capaz de renovar su metodología para que la materia que esta impartiendo sea lo más atractiva posible, en otras palabras, si se aumenta la autoestima profesional favoreciendo la investigación de los docentes dentro del aula y fuera.


Por otra parte, con la pizarra digital “los alumnos están más atentos, motivados e interesados por las asignaturas (incluso en entornos en los que resulta difícil mantener la disciplina y el ambiente de trabajo en clase). Las clases pueden ser más vistosas y audiovisuales, facilitando a los estudiantes el seguimiento de las explicaciones del profesorado (y además se sienten más como en casa cuando están ante el mundo audiovisual del televisor o Internet) y la comprensión de los temas, que ahora se aproximan más a sus experiencias previas. Así resulta más fácil relacionar lo nuevo con lo que ya saben y realizar unos aprendizajes más significativos(Marquès, 2008).


Por último, otra de las claves del éxito de este recurso es que resulta muy fácil utilizarla sin producir muchos problemas, por los que no supone una dedicación significativa por parte de los docentes.

 

II. Inconvenientes y ventajas.

 

Los principales inconvenientes de la pizarra digital se centran, sobre todo, en cinco aspectos aspectos (según Marquès): coste de mantenimiento elevado (cuanto se avería cualquier videoproyectos o lampara, elementos costosos); unas infraestructuras adecuada (videoproyectores anclados, Internet rápido y fiable, buena luminosidad, etc.); una formación del profesorado didáctico-tecnológica inicial (Esta formación debe asegurar a cada docente: las habilidades necesarias para el manejo del equipo, el conocimiento de algunos modelos de utilización y el conocimiento de algunos materiales multimedia de apoyo para su asignatura); apoyo de dirección ante este recurso y formación didáctica; por último, las posibles resistencias al cambio de la práctica docente.


Por otra parte, como ventajas, ya señaladas en el punto anterior, me gustaría valorar y reflesionar sobre una investigación realizada por Caño Valls y Valls Molins en la que relacionan la pizarra digital con el estimulo de emociones positivas en el alumnado y el trabajo colaborativo. Llegaron a conclusiones tan interesantes como: “los temas generadores han resultado muy motivadores cuando se ha utilizado el recurso didáctico de la pizarra digital, trabajando de una forma colaborativa que se caracteriza por: la colaboración, la unión, la organización y la síntesis cultural”, en la que expresa concretamente el aspecto motivacional que tiene este recurso, en lo que se resume en la siguiente conclusión de la investigación “podemos concluir que la interacción entre iguales en el trabajo colaborativo mediante el uso de la pizarra digital, incrementa la autoestima y la autonomía de los/as alumnos/as. Como consecuencia aumenta la capacidad de interacción que se basa en la autoconfianza y el autoconcepto positivo. Así se generan emociones y sentimientos que favorecen la motivación hacia los aprendizajes y hacia la relación con el grupo mediante la empatía y fomentando el autocontrol. Finalmente, estas emociones refuerzan la formación de la personalidad, propiciando la autorrealización de los/as alumnos/as” (Caño Valls y Valls Molins).

 

III. Conclusión.

 

Como conclusión me gustaría hacer la siguientes pregunta: ¿Por introducir un recurso, como la pizarra digital, ya es un innovación?. Con esta pregunta intento referirme al hecho de que ¿por solo introducir un recurso novedoso en las aulas se puede considerar innovación educativa, o por lo contrario la innovación se produce a través de un cambio metodológico del proceso de enseñanza que, naturalmente se puede ver beneficiado por la introducción de recursos?.


Según Marquès “la pizarra digital actúa como germen de innovación y cooperación, ya que a través de ella, profesores y alumnos pueden compartir y comentar entre todos la información y los recursos de que disponen”.


IV. Bibliografía.


 

CAÑO VALLS M. Y VALLS MOLINS: Cuáles son las emociones que surgen y/o se incrementa mediante el trabajo colaborativo con el recurso de la pizarra digital en Educación Secundaria.

 

 

MARQUÈS GRAELLS P. (2008): Pizarra digital: las razones del éxito. Funcionalidad, ventajas, problemáticas. http://www.peremarques.net/exito.htm