Nativos digitales e Inmigrantes digitales.

Nativos digitales e Inmigrantes digitales.

El aprendizaje, el estudio y la educación juegan un papel muy importante en el desarrollo de la sociedad, siendo uno de los motores de su proceso evolutivo. Es por ello que la docencia y los procesos de aprendizaje deben adaptarse permanentemente a las características de los individuos que en cada momento la componen.

Por otro lado, se está viviendo en los últimos años una auténtica revolución tecnológica que cambia nuestros hábitos de vida e incluso llega a afectar a nuestro entorno.

En este escenario se cruzan los planos educativo y tecnológico, en un momento en el que la influencia de esa tecnología empieza a percibirse en nuestras generaciones más jóvenes, aquellas que han crecido y se han desarrollado en un medio plagado de tecnología. Esta generación está formada por los nativos digitales.

Mientras que los inmigrantes digitales son aquellos que se han adaptado a la tecnología, son fruto de un proceso de un proceso de migración tecnológica que supone un acercamiento hacia un entorno altamente tecnificado, creado por las TICs. Se tratan de personas de entre 35 y 55 años que no son nativos digitales y han tenido que adaptarse a una sociedad cada vez más tecnificada.

 

                                           inmigrantes digitales

Dentro de sus características podemos destacar que los inmigrantes digitales suelen guardar en secreto la información (el conocimiento es poder), mientras que los nativos digitales la comparten con naturalidad. Para los inmigrantes digitales las formas de abordar y trabajar la información de los nativos digitales es caótica y aleatoria. En la toma de decisiones suelen ser más reflexivos y lentos, mientras los nativos digitales toman las decisiones mucho más rápidas incluso en ambientes complejos…

En cambio, los nativos digitales nacieron en la era digital y son usuarios menores de 30 años, permanentes de las tecnologías con una habilidad consumada. Son tecnófilos, sienten atracción por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. E incluso con las TICs satisfacen sus necesidades de entretenimiento, diversión, comunicación, información y, tal vez, también de formación.

 

                                        Nativos digitales

Por lo que forman parte de una generación que ha crecido y se ha desarrollado entre equipos informáticos, videoconsolas y todo tipo de artilugios digitales. Convirtiéndose así los teléfonos móviles, los videojuegos, internet, los emails… en parte de sus vidas y en su realidad tecnológica. También navegan con fluidez por la red, sacan fotos, crean vídeos, crean presentaciones multimedia con música…

Sin duda, su actividad con la tecnología es tal, que configura sus nociones sobre lo que es la comunicación, el conocimiento, el estudio, el aprendizaje e incluso, sus valores personales.

En cuanto a sus características personales generales diré que son multitarea, ya que les encanta realizar varias cosas al mismo tiempo (esto puede provocar pérdidas de productividad y descenso de la concentración), afrontan distintos canales de comunicación simultáneos, funcionan mejor trabajando en red, prefieren los juegos al trabajo serio, destacan la inmediatez en sus acciones y en la toma de decisiones y en cuanto al ámbito educativo estos alumnos están mucho más predispuestos a utilizar las tecnologías en actividades de estudio y aprendizajes de lo que los centros y los procesos educativos les pueden ofrecer.

Esta situación puede provocar un sentimiento de vacío, de insatisfacción respecto a las prácticas escolares, creando una distancia cada vez mayor entre alumnos y profesores en relación a estas prácticas educativas.

Por eso, en mi opinión una de las mejores soluciones a este problema, sería plantear modelos educativos que se acercasen a estos nuevos modelos de aprendizaje y que se adapten mejor a esta situación, como por ejemplo la propuesta de adaptación del E-learning.

Dentro de nuestro sistema educativo, los alumnos, es decir, los nativos digitales, frecuentemente saben más de tecnología que sus profesores, por lo que estos estudiantes pueden estar formándose en un modo que no es relevante para ellos. Por eso, hay que adaptar los modelos educativos, para que les resulten más interesantes y dinámicos al alumnado actual, y así ellos se sientan más integrados, motivados, participativos… por lo que obtendrán así un desarrollo óptimo.

Para que esto ocurra, creo que deberemos adaptar los modelos actuales, a las principales características de E-learning. Es decir, el conocimiento y el aprendizaje deben adaptarse al alumnado actual y ser dinámicos. La teoría de aprendizaje se basará en el constructivismo social, en el que se comunicarán y participarán todos los alumnos. La pedagogía que se empleará, potenciará la construcción del conocimiento social, la participación y la colaboración. El conocimiento será gestionado y desarrollado por el alumno, ya que el profesor actuará de mediador y los entornos de aprendizaje en su mayoría serán online.

Para poder lograr estos objetivos, hay que llevar a cabo diferentes acciones como son la creación de contenidos por parte del alumnado, acceder a información ya existente, recopilarla, reflexionar y llegar a conclusiones, crear información y publicarla, compartir videos, imágenes, incorporar formatos de comunicación como el email, la videollamada… Por lo que se potenciarán todas las actitudes, habilidades, conocimientos y recursos en este nuevo proyecto de mejora basado en el E-learning, para sacar así, el máximo partido al proceso de enseñanza aprendizaje con el alumnado actual, es decir, con los nativos digitales.

 

- Nativos digitales y modelos de aprendizaje F. Garcia, J. Portillo Universidad del País Vasco.