¿Qué entendemos por ASESORAR? ¿Y por ASESORAMIENTO?

 

¿ASESORAR?                  image  ¿ASESORAMIENTO?

Estos dos términos son los protagonistas del primer bloque temático de esta materia “Psicopedagogos y contextos de asesoramiento”. La primera tarea en grupo nos permitió un acercamiento sobre estos dos términos, ya que tuvimos que reflexionar sobre los ámbitos de actuación de los asesores, funciones,  definir el término “asesorar”... 

Como señala Rodríguez Romero (1996: 17) a partir de trabajos de diferentes autores (Lippit y Lippit,1986; Aubrey, 1990 y Kadushin, 1977) podría considerarse asesoramiento cualquier práctica profesional que tuviera los siguientes rasgos:
- Ser un servicio indirecto que recae sobre el profesional que trata con la clientela y no directamente sobre ésta.
- Ser una interacción o comunicación bidireccional dedicada a la ayuda.
- No limitar la capacidad de elección y decisión del asesorado, por lo que no se trata de una práctica con carácter directivoa.
- Producirse entre profesionales del mismo estatus, sin diferencias de posición y de poder. Podemos decir que se trata de una p práctica horizontal, sin jerarquía.
- Los participantes pueden ser individuos, grupos o instituciones.
- Trata asuntos prácticos.
- Se trabaja mediante acuerdos negociados.
- Acompañar la resolución de problemas con la capacitación para enfrentarse con éxito a problemas similares.

Pero como aparece en el título del primer bloque temático de la materia, nosotros nos centraremos en conocer las funciones y las características de los asesores propios del  ámbito educativo.

Por lo tanto, me gustaría compartir la siguiente cita que encontré en uno de los manuales recomendados en la bibliografía de la materia, con el fin de delimitar el campo de actuación de los asesores en este campo:

“El asesoramiento psicopedagógico se dirige fundamentalmente, desde los conocimientos y herramientas  que le son propios, a la transformación de los centros y demás escenarios educativos; hacia una educación de máxima calidad para todos y para todas, en sus contextos ordinarios. (…) Para ello, es necesario garantizar un excelente nivel profesional de los equipos asesores, que depende, en buena parte, del acierto en sus procesos de formación"

“(…) El asesoramiento pedagógico puede tener un papel considerable en el desarrollo del trabajo en equipo del profesorado, imprescindible para enfrentarse, como grupo inteligente, a la planificación, al rediseño y a la puesta en práctica del trabajo de la institución”

 

BONALS J.; SÁNCHEZ- CANO M., Manual de Asesoramiento Psicopedagógico, Ed. Graó, Barcelona, 2007.