Asesoramento curricular a centros e profesores

Asesoramento curricular a centros e profesores

Asesoramento curricular a centros e profesores

Todos los escenarios en donde se puede realizar la tarea del asesor se encuentran en la red, ¿qué significado podemos darle?

Daré una respuesta sobre esta cuestión planteada en el nivel del portafolio que nos permite ponernos a todos en contacto porque creo que es una pregunta para todos y que, por tanto, mi visión puede ser enriquecida, interpretada, debatida, opinada,...por todas las personas que formamos parte del grupo de Asesoramiento.

Pensando en este interrogante y en sus posibles respuestas, que podrán tener diferentes enfoques, mi pensamiento me dirigía a uno en concreto: ¿Puede la figura del asesor ser sustituida por una interacción de carácter más artificial y menos "afectiva" como se da en el caso de la red? 

Desde mi punto de vista, el asesoramiento en red puede ser un complemento, pero no puede ser suplantado por la interacción directa del asesor por el asesorado. Es a través de esta vía más directa la forma en que se consigue un verdadero conocimiento de la persona que acude al asesor, logrando una relación más cercana que puede facilitar la labor de asesoramiento. Me pregunto si lo mismo puede darse a través de la red, pero creo que la respuesta es negativa.

Decíamos estos días que el asesoramiento puede surgir en situaciones informales, relajadas y, al mismo tiempo, cercanas (como condición indispensable). ¿Cómo tendrían cabida este tipo de situaciones en la red?

De forma que, desde mi punto de vista, la red puede ser un elemento facilitador del asesoramiento, a la hora, por ejemplo, de conocer los lugares en donde podemos encontrar a esos asesores que nos ayuden y acompañen en las situaciones que deseemos resolver, pero de ninguna forma puede ser la única vía para realizar esta función, para mi forma de valorar: personal e intransferible.

Por otra parte, se nos planteaba la idea de la necesidad de conocimiento del contexto por parte del asesor como medio para posibilitar la interacción y socialización necesarias con los profesionales que forman parte de la institución o del contexto asesorados. Idea planteada en las clases y denfendida por autores como Jesús Domingo Segovia (Revista del currículum y formación del profesorado, p.6). Así que me pregunto: ¿qué conocimiento del contexto y sus profesionales puede plantearse el asesor a través de la red?.

Con todo lo dicho, mi postura parece estar clara al respecto: no concibo la suplantación del contacto personal del asesor por vías como las que nos propone la red. Si bien no niego sus posibilidades y recursos facilitadores de la tarea, pero, como digo, no pueden convertirse en una herramienta única al servicio del asesoramiento.

Comentarios

  • Paula

    Muy de acuerdo con lo que dices Marta. Yo, igual que expones tú, creo que este el servicio de asesoramiento "cara a cara" no puede ser sustituido por su presencia en la red. Aunque sí reconozco que la presencia en la red pueda ayudar y favorecer el proceso de asesoramiento, se debe utilizar como una herramienta más de la que servirse la hora de realizar la labor de asesorar. 

    Como bien tú dices, creo que es necesaría la relación personal, directa y afectiva entre las personas implicadas, el asesor y asesorado o asesorados. En clase señalamos que la comunicación es un factor imprescindible y muy importante en dicho proceso. Considero que si sólo existiera este servicio en la red se perderían ciertos elementos de este factor imprescindible, como es la comunicación no verbal, concretamente el lenguaje gestual o corporal y el lenguaje visual. Elementos cargados de gran cantidad de información a la que debemos prestar mucha atención. 

    Por otra parte, considero que la relación entre asesor y asesorado debe ser una relación cercana, que transmita confianza y seguridad, caracterñisticas que pienso que menguarían a través de la red. 

  • Raquel Viña Molinos

    Totalmente de acordo con vós, Marta e Paula, eu tamén son da idea de que a rede pode ser un entorno moi útil para complementar tarefas de asesoramento,  pero nunca substituír o asesoramento que se proporciona dunha maneira máis persoal e directa, sobre todo se nos referimos ao ámbito educativo.

    É certo que o asesoramento en rede ten moitas ventaxas, tales como a comodidade de poder dirixirte ao asesor dende a túa propia casa, que non existen as distancias (a única distancia é un simple botón) e incluso que, ás veces, a algunhas persoas resúltalles máis sinxelo comunicar os seus sentimentos, dificultades, problemática,... a través da rede. En ocasións, a través dela, poemos chegar a consultar cousas que en persoa nos daría vergoña.

    Por outra parte, opino como Paula, que no asesoramento é moi importante prestarlle moita atención á comunicación non verbal, algo que se perde a través da rede. Non obstante, si penso que mediante a internet se pode chegar a establecer unha relación de proximidade e confianza.

    Polo momento, vexo que todas as que comentamos somos da mesma opinión, gustaríame atopar a alguén que defenda a idea contraria,para coñecer os seus argumentos e ao mellor descubrir algunha outra ventaxa que poida ter a rede para as tarefas de asesoramento.