Marta Vázquez Torre

A nivel profesional considérome unha persoa traballadora, tenaz e entusiasta, este último adxectivo esixe o requisito de que se brinden as circunstancias necesarias para espertar o meu interese e motivación.

Identidad del asesor. Indagando un poco más.

El otro día planteaba la construcción de la identidad del asesor como un proceso que se debe ir elaborando poco a poco, proceso en el que intervendrán diversos factores, tanto externos como internos. Por eso decíamos que se puede hablar de múltiples identidades del asesor, que se conformarán en relación con un contexto, unas personas, circunstancias, situaciones, vivencias, formación,...De forma que podemos afirmar que cada asesor es único y que la tarea que realiza se enriquecerá de todas las fuentes que enumeramos.

Pues bien, en relación con todo lo anterior me pareció interesante una idea apuntada por Rodríguez en el año 1996 y que recojo de un artículo de Jesús Domingo Segovia, publicado en la revista: Profesorado, revista de currículum y formación del profesorado y titulado: El asesoramiento a centros educativos, una cuestión de poder, saber e identidad.

La idea reflejada y que aquí apunto sería la siguiente (indicar que en este caso se refiere al asesoramiento educativo):

"Resulta difícil deslindar el asesoramiento de otros campos de influencia. De manera que es plenamente acertado, considerarla una práctica 'sui generis', que se va construyendo utilizando tanto el plano de la conceptualización, como en el ámbito del desarrollo, imágenes, modelos y prácticas tomadas de otras formas de actividad. Por esta razón hay que desvelar su personalidad procurando remitirnos a su campo específico, la educación, y mostrando sus contradicciones inherentes".