Todo gran recorrido requiere de un bastón en el que poder apoyarse

Todo gran recorrido requiere de un bastón en el que poder apoyarse” A lo largo de nuestra vida, las personas necesitamos constantemente sentirnos respaldados y apoyados por los demás. Desde el bebé que necesita de su madre para poder alimentarse, el niño que tiene que ir agarrado de su padre para cruzar la calle o  la adolescente que no puede tomar una decisión amorosa sin el apoyo de sus amigas, hasta el adulto y el anciano que necesitan sentirse arropados por su familia, nos hallamos ante múltiples escenarios en los que un “bastón” es el elemento imprescindible para que la persona se desarrolle íntegramente.

Y lo mismo ocurre en la aventura que hemos iniciado recientemente: estudiantes de 5º de Psicopedagogía necesitamos ser guiados, comprendidos y apoyados por profesores y profesoras y por compañeros y compañeras que se encuentran o se encontraron en nuestra misma situación. Así es, como conceptos como empatía, compromiso o colaboración debieran  constituir los pilares de las aulas de Psicopedagogía. Y digo debieran, porque en la sociedad en la que vivimos estos valores por momentos parecen estar desapareciendo. No obstante, personalmente estoy bastante satisfecha con los compañeros y compañeras que me han tocado. Somos personas con un  gran potencial y facultades, por lo que cuando nos juntamos y trabajamos en equipo, salen de ese esfuerzo resultados dignos de comentar. Y no sin ir más lejos este mismo jueves, lo hemos podido comprobar con la puesta en común de la práctica 1. Ha constituido un ejercicio de comprensión, selección de información, contraste y  reflexión que, entre otras cosas, nos ha dado la oportunidad de ampliar nuestros conocimientos, abrir nuevos horizontes en el proceso en el que estamos inmersos y de desarrollar competencias relacionadas con las capacidades de cooperación, dinamización, acuerdo y toma de decisiones.

            Y ¿qué podemos sacar en claro de este ejercicio? Son muchas las ideas y conclusiones a las que hemos llegado entre todos y que nos proporcionan un mayor bagaje sobre la temática que nos aborda. Sin embargo, personalmente, me parece importante destacar las siguientes:

Asesorar constituye una tarea muy amplia y muy concreta a la vez. Este término, en un sentido amplio nos remite a diferentes tipos de funciones (apoyo, formación, diagnóstico…) y a múltiples identidades. Sin embargo,  no podemos olvidar que todas ellas están repletas, sin lugar a dudas, de contenidos específicos del ámbito de actuación concreto. Por esta misma razón, aunque cualquier saber sobre el asesoramiento nos puede enriquecer, sólo el conocimiento específico y la formación concreta dotarán a la persona de competencia y profesionalidad. Además, esta formación concreta de la que venimos hablando, para que sea realmente útil, deberá ser continuamente revisada,  ya que la a avanza y evoluciona, y cada vez son más los nuevos escenarios y necesidades que van surgiendo. La labor del asesor  exige la revisión y actualización continua de conocimientos y competencias. De hecho, un asesor  debe estar abierto siempre a nuevos aprendizajes y nuca puede dejar de aprender.

            Debemos entrever que la tarea del asesor y la asesora no es una tarea de afán de protagonismo. Los asesores/as son personas que permanecen ocultas, representan la institución internamente y lo que les mueve es la satisfacción personal y profesional y no el protagonismo ni la ambición.  Asimismo, los asesores/as deben conocer, respetar y compartir,  la cultura y los comportamientos de la institución y del contexto en la que estos están inmersos. Sólo si la institución lo acepta y lo incorpora como uno más, podrá ser competente y eficaz en sus funciones. Esto es muy fácil de entender si tenemos en cuenta que la principal herramienta del asesor/a es el diálogo y que el compromiso, la empatía y la retroalimentación constituyen los ejes fundamentales de su trabajo. De hecho, la horizontalidad entendida como la red de relaciones existentes entre iguales es uno de los elementos que mejor caracteriza al asesoramiento como fuente de de riqueza, diversidad y saber.

            Finalmente, y retomando la frase con la que iniciamos esta entrada “Todo gran recorrido requiere de un bastón en el que poder apoyarse” es importante clarificar que la tarea del asesoramiento no tiene porque exigir la presencia de un problema o conflicto concreto y que sólo con el deseo de mejora y optimización ya adquiere sentido. Por ello, y entendiendo el asesoramiento como un proceso dinámico, horizontal y contextual, a lo largo de nuestra vida y en diferentes ámbitos, escenarios y situaciones necesitaremos de múltiples bastones que nos darán fuerza, apoyo y seguridad para seguir mejorando y avanzando en nuestro camino.

                               Los bastones de nuestra vida

Comentarios

  • Enalia Álvarez Iglesias

    Muy metafórico y muy cierto Sulema, parece que cada vez más, en nuestra sociedad, e incluso en nuestro ámbito, se olvida lo importante que es la cooperación y el apoyarnos y ayudarnos unos a otros. Después nos extrañamos de que las nuevas generaciones no sepan compartir sus intereses, pedir ayuda o incluso ponerse en lugar de sus compañeros y entenderles; creo que sería importante, ya que hemos decidido dedicarnos al mundo de la educación, empezar a ver más allá de los meros contenidos y conocimientos conceptuales y hacer una reflexión sobre aquello que queremos inculcar y si realmente somos quién de transmitirlo.

    Buen fin de semana! 

  • EU

    Seguindo tanto o que nos aportas con esta entrada, como Enalia co seu comentario, numerosas imaxes veñen á miña cabeza. Cooperación? Apoio? Colaboración? Axuda? Deberían ser verbas empregadas na nosa clase continuamente, de alumno a alumno, de mestre a mestre, de alumno a mestre e de mestre a alumno...e isto así? Existe o compañeirísmo?

    Cantos colexios piden alumnado en prácticas? Cantos centros se ofrecen para prácticas de psicopedagogos? pois da a casualidade que todo ese persoal pasou por onde estamos nos agora...alguén se preocupou de acollelos e mostrarlle ese mundo...Non coñecemos casos onde non queren a ninguén de prácticas? ou non somos tratados correctamente?

  • EU

    Por suposto que sigue existindo esa rama de raros...e insólitos axudantes, colaboradores, agradecidos, cooperadores etc etc!!! Non todo nesta vida vai ser malo!