Practicum II

Este año continúo mi practicum en la institución del año pasado, mi colegio de toda la vida. En los pocos días que llevo de prácticas este año me permitió acercarme de una manera diferente a la del año pasado a lo que es la pedagogía y la función del orientador dentro de un centro educativo.

Este año, por muy extraño que parezca, hubo cambio de personal dentro del centro, entre ellos el orientador, por lo que me está permitiendo revisar algunos de los documentos que regulan el centro, ayudandome a construír por mi misma algunos de ellos  y además entrar más en contacto con los profesores con los que tendré que trabajar conjuntamente a lo largo de toda mi estancia de practicum.

A pesar de todas las circunstancias que se están viviendo actualmente en educación parece que todos tenemos grandes esperanzas y mucha ilusión en lograr una educación de calidad y para todos. En mi centro se nota la preocupación por la mayor parte de los profesionales de conseguir este objetivo y, además, se respaldan mucho en la normativa vigente. A pesar de ello, la presencia de los recortes es imposible de evitarla y ante ello se pretende dar una mejor respuesta con los pocos recursos que se puedan tener.

Educar con calidad no es imposible