Tipos de asesoramiento.

            Según la información que he encontrado en mi búsqueda por la Red, considero que existen  tres tipos de  asesoramiento, basándome en mi fuente de información: http://www.ugr.es/~recfpro/rev121COL3.pdf

a) “Asesoramiento interno. El asesor se encuentra totalmente dentro del  sistema, trabaja siempre dentro de la misma institución y depende orgánica y administrativamente de ella. Incluimos en esta categoría: tutores; profesores; especialistas varios (Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje); Equipo Directivo (Director, Secretario y Jefe de Estudios); órganos colegiados (Consejo Escolar, Comisión de Coordinación Pedagógica, Claustro, Departamentos Didácticos, Equipos de Ciclo); Departamento de Orientación y AMPAS.

b) Asesoramiento externo. El asesor responde a una demanda concreta y puntual de la institución y no existe ningún tipo de dependencia respecto a dicha institución. Por ejemplo: La Administración educativa a través de los servicios de apoyo existentes (Servicio de Inspección, Centros de Profesores y Recursos, Equipos específicos de apoyo, Equipos Psicopedagógicos); otras administraciones (Servicios Sociales, Servicios de Psiquiatría Infantil, Servicios Culturales, Deportivos y de Ocio; otras instituciones y organizaciones privadas (Asociaciones de vecinos, culturales, empresariales, sindicales, ONGs). El apoyo externo tiene la función de “proporcionar oportunidades” de comunicación, de revisión teórica, de reflexión cooperativa y de presentación de experiencias a otros profesionales de la educación. 

En este contexto, Stoll y Fink (1999) destacan la importancia de la coordinación que definen como “crear un compromiso entre los compañeros a través de una toma de decisiones conjunta". Desde esta perspectiva, podríamos apuntar que la relación de asesoramiento que se produce se caracteriza por ser voluntaria, de colaboración, en la que el poder, la responsabilidad y el compromiso son compartidos por los integrantes del grupo, donde los agentes internos mantienen el control sobre su proyecto, y los agentes externos aportan sus conocimientos y habilidades para hacer posible el desarrollo del mismo dando solución a situaciones escolares identificadas como problemáticas.

c) Asesoramiento interno-externo. El asesor es un profesional de una entidad independiente pero trabaja periódicamente en una institución determinada, colabora con ella, sin que exista dependencia administrativa, pero sí funcional de la misma. Esta puede ser la filosofía del trabajo por programas cuando intervienen junto a los miembros del centro, responsables ajenos a él, como respuesta a una necesidad, como consecuencia de un trabajo en red (Grau, 2007)”.

            Esta información, está sacada de un artículo elaborado por Lourdes Montero entre otros, y que forma parte de la Revista de currículum y formación de profesorado.

            Con todo esto, quiero resaltar la importancia de estos tres tipos de asesoramiento. En resumen, el asesor interno sería aquel  dependiente de la institución y enmarcada dentro de ella; el asesor externo sería aquel que no depende del centro en cuestión y que sólo se acercaría a la institución para tratar de ayudar a resolver un problema puntual, y, el asesor interno-externo, es un individuo no dependiente de la institución en sentido administrativo pero si funcional,  y que colabora con el centro por un periodo determinado.   

            Cabe destacar, que en los distintos tipos de asesoramiento siempre está presente  la colaboración con los demás y el compromiso mutuo, la voluntariedad por parte del asesorado, la horizontalidad, la función de ayuda, y la misión de abrir interrogantes para que el asesorado reflexione, siempre marcada esta reflexión por un seguimiento por parte del asesor/a. Además es muy importante que el asesor/a intervenga con, y no sobre.

            El tipo de asesoramiento que tenga lugar no tiene una relevancia determinante en el proceso, siempre y cuando estén presentes en dicho proceso de asesorar las características anteriores.