La confluencia del asesoramiento y la orientación como prácticas de apoyo. María Mar Rodríguez Romero

¡Buenas tardes!

Buscando en el enorme y gran espacio de la red, me he encontrando con un artículo de María Mar Rodríguez Romero, que me ha parecido muy interesante y que sintetizada muy todo lo que hemos trabajado hasta este momento en la materia, que tiene por título  “La confluencia del asesoramiento y la orientación como prácticas de apoyo”. A continuación, hago una pequeña síntesis con aspectos que me han parecido de interés tras lectura de dicho artículo

Rodríguez Romero inicia el artículo haciendo una contextualización del inicio histórico de las dos prácticas de apoyo, la orientación y el asesoramiento. El surgimiento se debe a que "(...) se fundaron con la misión de sustentar las tareas de construcción de sentido e identidad que son propias de las acciones educativas. Esta filantrópica tendencia se matiza cuando se observa que estas prácticas tenían en el punto de mira a las masas de individuos y grupos "indisciplinados" que por razón de su clase social, etnia o cultura encajaban con dificultas en las prácticas sociales y laborales de las sociedades capitalistas". Y, además, también indica que "La aparición de las prácticas de apoyo se entiende en toda su complejidad cuando se conecta con el surgimiento de la escolarización de masas".

Por tanto, podemos constatar que estas dos prácticas de apoyo, como son la orientación y el asesoramiento, se enmarcan inicialmente en un contexto desfavorecido, donde a nivel de estado se pretendía alinear a todas las personas hacia un tipo de sociedad capitalista, donde lo principal era que las personas se adaptan a la dinámica de trabajo en empresas -aspectos que hemos abordado en materias como en modelos de orientación psicopedagógica-. A este respecto, profundiza mucho más la autora.

A continuación hace referencia a las características diferenciadoras y propias de la orientación, por una parte, y al asesoramiento, por otra parte. Me ha parecido de interés - al igual que en otros artículos se señala- que la orientación aparece ligada a nivel histórico a términos como "gidance", "counseling". Y, concretamente, apunta la autora que "En ciertas ocasiones se incluye dentro de la orientación y de la intervención en psicología social una estrategia específica que se denomina consulta y que presentar claras similitudes con el asesoramiento, (...). Sin embargo no deja de ser más que una opción de actuación que carece del rango que se le otorga al asesoramiento." (el subrayado es propio).

Con respecto al asesoramiento, la autora indica que dicha nomenclatura procede, al menos, de tres términos, que son: "consultation" y "adviser y advisory services", "advise" y "support". Concretamente, en relación con este último término indica lo siguiente: "(...) y también se ha usado con mucha profusión para denominar la persona que desarrolla labores de asesoramiento: agente de apoyo. (...) ha sido también empleada para nombrar a los servicios de orientación". En líneas posteriores, cita a Popkewitz (1988), el cual alude a que "En educación, el asesoramiento aparece ligado a la profesionalización de la reforma, que trajo la aparición e un grupo de especialistas, los agentes de cambio, preparados para diseminar en las escuelas las mejoras pensadas y alentadas por las administraciones educativas.” Por tanto, se puede constatar que estas prácticas están sujetas a imposiciones que vienen marcadas desde agencias externas, como es el caso de las administraciones educativas. Y yo me pregunto ¿En qué medida las imposiciones externas repercutieron y seguirán repercutiendo en la construcción del rol de la persona asesora en la actualidad?

Con posterioridad, se centra en las discrepancias y afinidades de ambos servicios de apoyo, con el propósito de conseguir un camino o espacio conjunto donde puedan participar una de otra, y viceversa. Aunque son aspectos que en gran medida han sido planteados en el aula, no dejo de sorprenderme con las puntualizaciones de cada autora y cada autor. Concretamente, quiero plasmar aquí una idea de Rodríguez Romero (1992), que señala en este mismo artículo, haciendo alusión a la aparición del asesoramiento ligada a prácticas educativas características: "El asesoramiento ha sido también una práctica menos neta que la orientación, porque ha surgido de modo emergente de la confluencia con otras labores con más tradición implicadas en el trato directo con el profesorado como la formación permanente, la innovación educativa y la inspección". Como podemos constatar muy ligada al trabajo con profesionales (y no centrado en el alumnado) pero, en el caso de la inspección, podemos constatar que aunque se hable del trabajo con el profesorado el trato parece ser distintivo, al mismo tiempo que el inspector/a no deja de vincularse con una función de control ligada a instancias de la administración.

En lo que se refiere a las afinidades señala tres principalmente que son: la primera d e ellas es:“(…) su compromiso con las labores de ayuda, una ayuda que en ambos casos no es desinteresada, aunque no se excluyan los propósitos nobles” y “Ambas están comprometidas con el desarrollo de tácticas supervisoras que se enfocan hacia la construcción de identidad”, la segunda de ella, “ (…) ambas son labores relacionadas con lo que se suele denominar conocimiento experto, que se caracterizan por el dominio de un campo especializado del saber”. A este respecto, me ha parecido muy oportuna la puntualización, a posteriori, de sustituir el término de conocimiento experto por pericia para así evitar esa connotación jerárquica. Como ya hemos señalado en clase, cada profesional es especialista en su campo, concretamente, en el campo de la educación un profesional no puede ser conocedor de todo de todos los ámbitos, por tanto, se hable de ese conocimiento experto, o si se prefiere, de pericia que el otro/a profesional desconoce o necesita ser asesorado. Y, por último, “se localiza en el tipo de estatus de los profesionales que tienen una posición coordinada con el profesorado, es decir, no  hay diferencias en términos de autoridad formal”.

Para dar cierre a este artículo, la autora habla acerca del posible encuentro que puede haber entre el asesoramiento y la orientación. Para ello, indica que “ese cruce entre las prácticas de orientación y asesoramiento hace necesario un cambio de perspectiva, que repercute, desde mi punto de vista en tres dimensiones: en la construcción de nuevos roles profesionales, en las modalidades de conocimiento y en las prácticas que trae consigo el trabajo con colegas o la colegialidad.” En estos aspectos profundiza más la autora en dicho artículo.

Espero que haya sido de vuestro interés y me gustaría contar con vuestras aportaciones

La referencia es la siguiente: stellae.usc.es/red/file/download/1054