¿Hablamos de los mismo?

Hola a todos:

Acabamos la clase de ayer preguntandonos en que medida son iguales/semejantes los modelos de orientación y los modelos de asesoramiento. En esta nuevo post trataré de explicar, tal y como yo los he entendido, los dos modelos de asesoramiento educativo que se palnatean de forma recurrente en la bibliográfica que he utilizado, aunque la denominación para referirse a cada uno de ellos difiera de unos autores a otros.

Asi que ¡OJO! seguramente me equivoque al explicar alguno de ellos y, con esto no quiero decir que solo exista esta clasificación sino que es la que yo he encontrado.

  • ¿Que entendemos por modelo de asesoramiento?

Ya hemos visto en varias materias que aunque no haya una definición aceptada de "modelo" este se suele referir a las pautas o guías para la acción. Os propongo ahora una defincción de "modelo de asesoramiento" realizada por Escudero ( en Arenciba Arenciba, 1998:70):

Un modelo de asesoramiento se define “además de por los pasos a través de los que puede realizarse, por los supuestos en los que se asienta con respecto a clientes y consultores, por las metas que persigue, que pueden ser descritas según un criterio bipolar de intervención directa frente a potenciación y capacitación de los sujetos / instituciones, y por el tipo de responsabilidades que asigna a los sujetos (estrictamente diferenciadas o paritarias y compartidas) (Escudero, 1992, p.87)

A continuación tarataré de explicar ambos modelos:

  • Modelo centrado en los contenidos (especialista o asesoramiento de corte técnico):

En este modelo, el asesor se sitúa como experto externo que ofrece soluciones y resuelve problemas concretos. La categoría de experto “viene determinada por el dominio en un área de conocimiento específico y también por el desarrollo de habilidades que permitan comunicar y aplicar ese conocimiento en contextos concretos” (Arencibia Arencibia, 1998:70) Desde este planteamiento los “asesores expertos” tendrían un conocimiento más preciso y científico que el que el generado desde las prácticas de enseñanza por los docentes.

“La idea de cambio definido lejos de la órbita del centro y ajeno a los intereses de sus miembros es la concepción sobre la que se sustenta este modelo, No son los agentes internos de la escuela los que definen, planifican y evalúan sus propuestas de mejora. Éstas se realizan en otras instituciones fuera del centro. Son las orientaciones políticas encaminadas de las distintas administraciones las que marcan la paura de puesta en práctica, desarrollo y evaluación del cambio en la escuela (Arencibia y Guarro, 1999:64)

 

Desde este modelo se entiende que la ayuda que necesita el profesorado tiene que ver con facilitar una solución especifica para cada problema determinado. Por lo tanto, la relación entre asesor y asesorado está marcada por la temporalidad, es decir, es un hecho esporádico. “Existe pues una diferenciación de roles en donde el experto estará dotado de mayor poder que el profesor lo que determinará un claro distanciamiento entre ambos” (Arenciba Arenciba, 1998:71)

Arenciba expone en su tesis doctoral que los modelos de asesoramiento basados en la figura del experto están claramente desfasados y : “...hasta tal punto estarían desfasados los modelos de asesoramiento centrados sobre el intervencionismo de “ expertos” en educación, que ni siquiera son acordes con los supuestos que se mantienen con respecto al asesoramiento en otros ámbitos de la actividad social en los que abiertamente priman valores como la competitividad, eficacia y la productividad material". (Escudero,1992. en Arenciba Arenciba, 1998: 74). Arenciba destaca además que para algunos autores hablar de apoyo y de asesoramiento experto en una misma dimensión les resulta incompatible : " parece contradictorio plantear la labor de asesoramiento como ayuda y apoyo entre iguales y definir al profesional que la desempeña en términos de experto" (Rodríguez Romero, 1992 en Arencibia Arencibia, 1998: 74,)

En cuanto a la pregunta planteada en clase sobre si los modelos de asesoramiento son iguales que los modelos de orientación, Area y Yanes (1990) exponen que el modelo centrado en los contenidos “incluye modelos de intervención poco contextualizados y más bien clínicos o psicoestadísticos”. Profundizaré en esta cuestión más adelante.

  • Modelo centrado en los procesos (generalista)

Creo que este modelo es el que más se aproxima a la idea de asesoramiento que hemos estado trabajando. Desde este modelo, al contrario que el anterior, el asesor es un mediador, un guía, que ofrece ayuda al profesorado para que identifique las dificultades que surgen de su práctica diaria y trasmite sus conocimientos, técnicas y/o habilidades para que éste pueda resolverlos de forma autónoma o con la colaboración de otros agentes educativos.

En este modelo, las relaciones adquieren un papel fundamental de modo que el asesor debe disponer además de conocimientos pertinentes estrategias  que le permitan interactuar con el profesorado de forma individual y colectiva. Además, las relaciones que se establecen son a largo plazo dado que la finalidad última del asesor es que el profesor sea capaz de resolver en el futuro los problemas de forma autónoma.

Según Arencibia la caracterización del rol del agente de apoyo externo desde un modelo procesual de asesoramiento incluye: “a) no asumir como exclusivo su diagnóstico e interpretación de los hechos; b) no proporcionar una solución acabada al problema del cliente, se implica con éste para que diagnostique la situación, identifique sus propias necesidades, seleccione las soluciones más pertinentes para satisfacerlas y las ponga en práctica; c) desarrolla capacidades necesarias para hacer frente a futuros problemas de manera autónoma” (Lippitt y Lippit, 1986 en Arencibia 1998:79)

  • ¿Hablamos de lo mismo?

 Tal y como apuntaba Dani ayer en clase, el primer modelo fue el que impregnó el rol de los asesores de "los priemros años", por lo que la concepción de asesorameinto que subyace del mismo no se ajusta a la que manejamos actualemnte. Se parece mucho al modelo clínico ya que en ambos un experto preescribe e impone, es decir, el orientador es el experto de una serie de técnicas y el profesor el destinatario de los resultados de las mismas

En cuanto al modelo procesual creo que se asemaeja más al modelo psicopedagógico y al sociosicopedagógico.

Por último, no creo que ambos modelos de asesoramiento se den simultáneamente en la práctica sino que el segundo es una evolución necesaria del primero.

Espero vuestros comentarios.

Un saludo

  •  Arencibia Arencibia, J.M. (1998): LA COLABORACIÓN : UNA PROPUESTA IDEOLÓGICA, TEÓRICA Y ESTRATÉGICA DEL CAMBIO EN EDUCACIÓN. Estudio de un caso centrado en la disciplina escolar. Universidad de la Laguna. Recogido de: ftp://tesis.bbtk.ull.es/ccssyhum/cs37.pdf
  • Marcelo García, C. (1996) INOVACIÓN EDUCATIVA, ASESORAMIENTO Y DESARROLLO PROFESIONAL. Edita Secretaria General Técnica
  • MEC (2006) INOVACIÓN, CULTURA Y PODER DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS. Edita Secretaria General Técnica

Comentarios

  • Nerea

    Tengo problemas con la conesión a Internet asi que no puedo re-editar la entrada. He encontrado un artículo (Asesorar o dirigir. El papel del asesor/a colaborativo en una formación permanente centrada en el profesorado y en el contexto) dónde su autor expone que los dos modelos que he explicado son dos extremos presentes en todas las clasificaciones de modelos de asesoramiento. En este artículo se recogen, además, las calsificaciones de Schein y Tichy así como, la explicación por parte del autor de los modelos expustos.

    Os dejo la referencia por si quereis echarle un vistazo:
    Imbernon, F. ( 2007): Asesorar o dirigir. El papel del asesor/a colaborativo en una formación permanente centrada en el profesorado y en el contexto en REICE (2007) vol. 5 (1), enlace web: http://www.rinace.net/arts/vol5num1/art7_htm.htm

  • Andrea Fernández Fernández

    Hola nere me ha gustado mucho tu entrada, después de la sesión que tuvimos hoy en la cual Lourdes nos propuso elegir un modelo de orientación/ Asesoramiento  explicando  sus características  principales y ejemplificando una situación. En un primer momento, Loli, tú y yo escogimos un modelo clínico que se podría relacionar con un modelo centrado en los contenidos como tú y dani explicasteis durante las sesiones de esta semana. El modelo clínico es la primer visión que se tiene sobre el asesoramiento.

    En cuanto al modelo centrado en los contenidos, opino que podría ser un modelo de asesoramiento  aunque se relaciona con un modelo clínico dado que en el texto de Rodríguez Romero  expresa que si existe relacion indirecta entre asesor y asesorado ( el asesor ofrece unas estrategias, forma e informa  al asesorado para combatir un problemática  específica que se presenta en el aula ) no obstante, también es visto como un modelo de orientación dado que existe una relación vertical y no horizontal ( no existe el mismo status profesional)

    Respecto al modelo en los procesos  opino que es un modelo de asesoramiento propiamente dicho dado que existe una colaboracion entre el asesor - asesorado es decir, trabajan conjuntamente para la consecución de unos determinado objetivos. La relación que se da entre ambos es horizontal y no vertical como el modelo centrado en los contenidos.

    Después de constrastar ambos modelos y de lo que debatimos en clase durante esta semana, opino que el modelo que se ajusta más a la idea que tenenemos sobre el asesoramiento  es el modelo de procesos dado que es un trabajo multidisciplinar, colaborativo, grupal, participativo.

    Me gustaria terminar mi entrada con una frase de J.P SERGENT "El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización"

     

     

  • Nerea

    Muchas gracias por tu comentario Andrea.

  • Maria Dolores García Fernández

    Como comentó Andrea, en un principio elegimos el modelo clínico pero concluyo del mismo modo que mis compañeras, es decir, en este momento creo que el modelo más ajustado a la línea descrita en clase sería el de procesos.