El trabajo cooperativo

Llevar a cabo un aprendizaje cooperativo en el aula es la mejor forma para que el alumnado aprenda de una manera más sencilla y fructífera. Para llevarlo a cabo serían necesarias una serie de “normas” de funcionamiento del grupo de alumnos/as:

  • Pedir la palabra antes de hablarimage
  • Ayudar a los compañeros en todo momento
  • Pedir ayuda cuando sea necesario
  • No rechazar la ayuda de un compañero/a
  • Cumplir las tareas que sean encomendadas dentro del grupo
  • Participar en todos los trabajos y actividades del grupo
  • Otras como debatir y llegar a un acuerdo
 

Algunas técnicas para llevar a cabo un trabajo cooperativo en el aula son: la técnica TAI (“Team Assisted Individualization”), los Grupos de Investigación (“Group-Investigation”), el rompecabezas (“Jegsaw”), la tutoría entre iguales y la técnica TGT “Teams-Games-Tournaments”).

Los equipos han de estar organizados mínimamente: cada uno ha de tener un cargo, con dos o tres funciones muy concretas y fácilmente observables y se debe revisar el funcionamiento del equipo después de cada sesión para destacar lo que va bien e ir puliendo los aspectos que hay que mejorar.

Hay que asegurar al máximo el éxito de la experiencia, que los alumnos perciban claramente las ventajas de trabajar de esta manera en el aula. Llegarán a la conclusión que todos somos necesarios y que aportamos lo mejor para que el grupo clase funcione.

image