Cae la Formación del Profesorado y se salva el Apoyo a las Familias

El Presupuesto de Educación se articula en 11 programas, y todos ellos sufrirán recortes el año que viene. De todos ellos, el que tiene una repercusión más inmediata es el plan de Servicio de Apoyo a las Familias, que incluye la gratuidad de libros de texto, el Plan de Apertura (comedor, aula matinal y actividades extraescolares), el transporte escolar y las becas. Este programa cuenta con 203,8 millones, 40 menos que en el 2012. Sin embargo, la consejería explica que ese tajo se debe a que el gasto para libros de texto cae de 105 a 65 millones, porque en el 2013 será necesario renovar menos manuales en Primaria y Secundaria que este año.

El mayor esfuerzo inversor del departamento de Mar Moreno se refleja en un aumento del 11,3% para el Plan de Apertura (73,1 millones), enfocado a conciliar la vida familiar y laboral de los padres de alumnos. La crisis ha obligado a más familias a demandar bonificaciones para el comedor, el aula matinal y las actividades de tarde, y Educación responde aumentando el gasto de esta partida, y reduciendo todas las demás. También mantiene la Beca 6000 (41,2 millones) para evitar que los jóvenes abandonen los estudios al acabar la ESO por falta de recursos económicos; y la beca de Segunda Oportunidad, cuyo objetivo es reenganchar en la escuela a jóvenes de entre 18 y 24 años que dejaron de estudiar para trabajar en la construcción. Los fondos de esta beca (12 millones) son los mismos que en 2012. Los requisitos con los que se crearon eran tan exigentes que el 98% de las becas quedaron desiertas.

 

EDUCACION ESPECIAL El presupuesto a la Educación Especial pierde 25,5 millones. Habrá 14,3 millones menos para la Formación del Profesorado; 5,8 millones menos para la Educación Compensatoria, cuyo fundamento es reducir la tasa de fracaso escolar y absentismo; 11,8 millones menos para la Educación de Adultos; 20 millones menos para las Enseñanzas de Régimen Especial (Escuela de Idiomas, enseñanzas artísticas); 29 millones menos para la Educación de Primera Infancia, con el que se pagan las guarderías y 92,5 millones menos para el programa de Innovación y Evaluación Educativa, del que dependen el plan TIC (los ordenadores para alumnos, aulas digitales-) y el plan de Plurilingüismo.

Este último programa es el más castigado por el recorte del Ministerio de Educación a las transferencias finalistas, con las que Gobierno y comunidades autónomas cofinanciaban proyectos educativos. De esta partida, que globalmente se ha reducido un 68% en el conjunto de España, Andalucía recibe 74,8 millones menos. La Junta ya anunció la supresión de la gratuidad de los ordenadores y ha tenido que reformular el plan Escuela 2.0, economizando gastos, para que los portátiles sean destinados a cada centro escolar, en vez de a cada alumno, como venía ocurriendo hasta ahora.

D.C. 04/11/2012