Pegamento y vitaminas: un caso real

Pegamento y  vitaminas: un caso real

Por el camino nos iremos encontrando diversos indicios que nos harán ver que todo lo que vayamos aprendindo tienen un sentido y una razón.

Así, navegando por la red en busca de algún proyecto de innovación desarrollado, he encontrado uno en el que el pegamento y las vitaminas de Montero y Sanz (2008) se identifican sin ningún problema.

A continuación presento un análisis del proyecto con la finalidad de que vosotr@s también podais ver ambos componentes en un caso real y contextualizado.

 

 Innovación y cultura colaborativa en un Centro de Educación Especial.

Innovación y cultura colaborativa en un Centro de Educación Especial. Nos encontramos ante un caso real de diseño, desarrollo y “extensión” de una innovación en un centro de Educación Especial de la Comunidad Valenciana. Constituye, como veremos a continuación, una clara evidencia de las estrechas relaciones existentes entre innovación, cultura colaborativa y apoyo de la dirección en un centro escolar.

Para clarificar tal evidencia, el presente caso nos revela cuáles son aquellas condiciones organizativas y profesionales por las que una escuela podría ser considerada competente para generar innovación, entendiendo ésta última como “un proceso de cambio o transformación de objetivos de aprendizaje, procedimientos de enseñanza, de recursos o de evaluación y aspectos de la administración educativa (Duke, 2004), que implica a personas (en este caso, equipos de docentes) y a organizaciones. Un cambio que, por otra parte, es capaz de generar transformaciones significativas en las prácticas y/o en las culturas institucionales (de aulas o centros) con la finalidad general de producir efectos de mejora o beneficios en la solución de problemas o situaciones problemáticas”.

 Estas condiciones organizativas y profesionales generadoras de innovación se pueden clasificar en cuatro puntos fundamentales, que a su vez están argumentadas (a partir de segmentos del documento original) por la realidad, las características y circunstancias que rodean a este centro valenciano de Educación Especial.

  1. 1.      El contexto de la escuela en referencia a las circunstancias de un entorno que pueden(o no) generar demandas de cambios y que, por supuesto, pueden propiciar, facilitar o, en otro sentido, limitar y dificultar la innovación.
  • Se trata de un centro con cierta tradición en el desarrollo de proyectos de innovación, desde hace algunos cursos se están llevando a cabo varios proyectos institucionales de Innovación Educativa
  • Se ha producido un “desembarco”  progresivo de docentes en los proyectos: al principio suelen iniciar las actividades las coordinadoras pero luego, de forma progresiva, el resto de personas del centro se han ido implicando poco a poco.
  • Hasta que los proyectos en marcha no estén totalmente asentados y asumidos por el resto de colegas, no se plantean iniciar nuevos cambios
  • La puesta en marcha de estos proyectos conlleva, a su vez la implicación de asesoría y seguimiento por el Centro de Formación y Recursos Educativos (CEFIRE) de Valencia. La función de asesoramiento del CEFIRE se valora como muy positiva por parte de los colectivos implicados, al menos en cuanto al esfuerzo y dedicación de los asesores.
  1. 2.      La cultura colaborativa de los profesores y profesoras del centro como una base necesaria para el desarrollo profesional a través de la innovación, de tal forma que ésta no quede reducida a meros cambios estructurales.
  • La existencia de una “cultura informal de colaboración” entre los miembros de la comunidad educativa (docentes y padres, fundamentalmente) puede explicarse por la presión de un trabajo que, según reconocen los propios miembros del centro, “crea mucho desgaste físico y psicológico”, hecho que, unido a la situación de convivencia de diferentes especialistas y profesionales  generan una especie de sentido de compartir y necesidad de colaborar. Todo ello posiblemente se traduzca en un sentido de compromiso y pertenencia al centro, que se da con mayor intensidad que en centros escolares convencionales.
  • Esta cultura hace que cada uno de los miembros de este centro educativo  se sienta parte de un equipo y de un proyecto, que ve progresos y que es reconocido por su labor
  1. 3.      El apoyo y cobertura estratégica de los órganos directivos del centro
  • Existe una actitud no sólo positiva, sino entusiasta de la directora en cuanto a que se generen proyectos de innovación institucional por parte de equipos de profesoras del centro.
  • El papel adoptado por del equipo directivo es el de dar apoyo y cobertura a los proyectos de innovación, así como proporcionar total autonomía a las personas que coordinan los equipos y proyectos de trabajo, pero siempre disponiendo de la máxima información.
  • La directora ve en los proyectos de innovación, así como en otras iniciativas de cambio, una forma de visibilizar el dinamismo del centro, entendiendo que para los profesionales puede ser, también, una forma de motivación en su trabajo el observar que“algo se mueve” en el quehacer cotidiano.
  1. 4.      La asunción por parte de los equipos que llevan adelante la innovación, de la escuela como organización comprometida, coparticipativa y que aprende.
  • El potencial de cambio de un centro escolar no radica en la suma de innovaciones llevadas a cabo sino más bien, se trata más bien de “algo en movimiento”, se trata de la construcción de un sentido compartido y creativo por parte de la mayoría de los docentes de ese centro de que hay cambios que parten del “interior” del centro, que efectivamente funcionan y que merece la pena implicarse o participar o, en última instancia, sumarse a ellos.

 

Para finalizar este documento,  y aunque se ve con claridad cómo la innovación y la colaboración son dos elementos que se encuentran estrechamente relacionados en este centro; me parece idóneo identificarlos y ponerlos en relación con la metáfora empleada por Montero y Sanz (2008) del pegamento y las vitaminas.

PEGAMENTO

En relación a las dos primeras condiciones de innovación presentes en susodicho centro (el contexto y la cultura colaborativa), ambas podrían corresponderse, sin ningún problema, con lo que Montero y Sanz (2008) denominan pegamento o “capacidad para saber sumar, aglutinar y compaginar propuestas procedentes de diferentes sectores, así como mantener una actitud de escucha activa ante sugerencias que se pueden convertir, con un poco de ayuda (en este caso con la ayuda del CEFIRE de la Comunidad Valenciana), en proyectos interesantes”. 

De esta manera y para observar cómo el pegamento surje su efecto, es imprescindible recordar cómo en este Centro de Educación Especial las buenas relaciones establecidas entre los diferentes miembros de la comunidad  educativa  y la cultura colaborativa que los caracteriza, es una realidad y no una simple utopía.

 De hecho, en este centro la cooperación y el trabajo colaborativo emergen como  una opción necesaria (de identificación y compromiso) dentro de la propia institución educativa y como una opción deseable y “a seguir” fuera de ella (en otras instituciones educativas similares) y es aquí donde tiene cabida y se fundamental el denominado trabajo en red que implica a profesionales, instituciones y colectivos de gran diversidad social y cultural.

VITAMINAS

 

En cuanto a las dos últimas condiciones de innovación, relativas al apoyo de la dirección y a la actitud creativa de los diferentes equipos de trabajo para generar y dinamizar situaciones de cambio, no nos resulta complicado identificarlas con las denominadas “vitaminas” de Montero y Sanz (2008). “En la medida en que los verdaderos y genuinos procesos de innovación y cambio educativos nacen y se alimentan en los propios centros [como ocurre en el presente caso], se valora más la necesidad e idoneidad de contar con apoyos internos de asesoramiento entendidos como acompañamiento y participación en ellos”. 

En este sentido, aunque es de resaltar la gran dedicación y esfuerzo realizado por los asesores y asesoras del Centro de Formación y Recursos Educativos (CEFIRE) de Valencia, el verdadero sentido del asesoramiento interno (el anterior goza de un carácter estrictamente externo) lo ejerce los diferentes equipos de trabajo que coordinan los diferentes proyectos de innovación (tutores, profesores, especialistas varios, etc, en función del proyecto concreto)  y en especial el Equipo directivo (la directora, fundamentalmente), que con su actitud positiva y entusiasta, hace de estos proyectos de innovación una forma de visibilizar el dinamismo del centro y de motivar a los diferentes implicados en el quehacer profesional.

 

Bibliografía empleada:

  • Salinas, B. y  Cotillas, C. (2010): Innovación y cultura colaborativa en un centro de educación especial. Profesorado. Revista de Currículum y Formación del profesorado, 14 (1)
  • Montero, L y Sanz, M.D. (2008): Entre la realidad y el deseo. Una visión del asesoramiento. Profesorado. Revista de Currículum y Formación del profesorado, 12 (2)

Comentarios