Las huelgas no sirven de nada. ¿Trabajas 8 horas?

Ante el revuelo que estamos viviendo, y la multitud de huelgas que se han convocado en este último año, os dejo el enlace de una noticia que encontré ayer en la red y que muestra un mensaje bastante positivo.

http://zumayamecanica.blogspot.it/2012/11/las-huelgas-no-sirven-de-nada-trabajas.html

"(...) a menudo, el desánimo, la negatividad o la impotencia prevalecen sobre la razón y olvidamos que la lucha popular ha servido para mejorar la situación de los trabajadores.

La huelga general convocada para mañana tiene sus retractores (como es justo que sea) pero que a menudo esgrimen argumentos de poco peso o incluso equivocados. La panoplia de motivosva desde el típico "no creo a los sindicatos", "son cosas de perroflautas" hasta el más ignominioso "las huelgas no sirven" o su variante "no sirven en estos tiempos.

Toda esta introducción sirve para ejemplificar el cambio social que supuso la instauración de la jornada laboral de 8 horas laborales de la que hoy en día disfruta la mayoría de trabajadores.
Imaginémonos por un momento tener que reclamar la reducción laboral de 18 a 8 horas en un clima político donde estaban a la orden del día el asesinato de sindicalistas y los tiroteos contra los manifestantes.
A pesar de estas circunstancias en Mayo de 1886 más de 350.000 trabajadores salieron a la calle parando 1.200 fábricas en todo Estados Unidos, gracias a esta huelga monumental lograron la reducción de la jornada laboral a 8 horas. Hay que tener en cuenta que por ejemplo, en Reino Unido, otro país más o menos con las mismas características socioculturales que los EEUU de la época, no se implantaron las 8 horas hasta el año 1950.

Así que si algún día piensas o escuchas "una huelga no sirve para nada" acuérdate de de aquel 4 de mayo de 1886 y sobre todo de George Engel, Samuel Fielden, Adolph Ficher, Louis Lingg, Michael Schwab, August Spies y Albert Parsons."

 

Con respecto a este tema,  quiero proponeros varios interrogantes, ¿Por qué razón las huelgas de ahora no terminan de fructuar y las de antes sí?  ¿acaso influye el cambio de la sociedad?,¿la gente no se manifiesta?, ¿las huelgas actuales no tienen una causa concreta o particular?,creeis que el motivo es por el contrario que ¿antes las huelgas eran indefinidas? o sin embargo la causa de esta poca efectividad es que ¿nos ignoran? Creo que es tiempo de pensar y repensar muchas cuestiones. Animaros a aportar vuestra reflexión!!!!

 

image    image

 

Comentarios

  • Paula

    Buenos días Estibaliz, con respecto a la noticia que has colgado y las cuestiones que dejas en el aire, me gustaría dar mi opinión sobre por qué considero que hoy en día las huelgas no tienen tanto seguimiento como antes.

    Desde mi punto de vista, la razón principal es que hay gente que no se pone en el lugar de quienes lo están pasando mal, o piensan que nunca les va a llegar a ellos las consecuencias de esta crisis. Esta es la característica propia de nuestra sociedad de hoy en día, la competitividad y el no compañerismo, al ser educados desde pequeños en un sistema educativo que no ayuda a resolver esto, y el futuro será peor si se implanta la nueva ley de educación que está en el horno.

    Además, hay muchas personas a las que le gustaría acudir, sin embargo no pueden, ya que si se ausentan un día al trabajo pueden acabar en la calle, resultando peor el remedio que la enfermedad.

    Una duda que yo tengo es que, cómo puede ser que en Galicia, Comunidad Autónoma en la que sus ciudadanos han tenido la oportunidad de votar a sus representantes hace menos de un mes y ha salido el Partido Popular con mayoría basoluta, haya tanta gente en las manifestaciones si se supone que quien votó a ese partido está de acuerdo con las políticas establecidas... Quizás sea porque, en realidad, este gobierno NO representa a la mayoría de los gallegos/as.

    Un saludo :)

  • María Iglesias Fernández

    Me parece interesante esto que planteas y estoy considerablemente de acuerdo con Paula. En la sociedad en la que vivimos estamos siendo educadas para ser personas egoistas. Lo triste es que no podemos escarmentar en piel ajena e incluso nos podemos llegar aprovechar de la situación que viven otras personas.

    Estos días se ha podido observar en diferentes programas de debate televisión personas que opinaban que había gente que afirmaba no entender el porqué de la huelga si se llevaba bien con su jefe. En mi opinión aquí está el fallo. Una huelga no es una protesta eminentemente personal, sino en base a una serie de circunstancias y medidas que están estableciéndose y son injustas para una sociedad, ya que, aunque éstas no nos afecten directamente, sí que lo hacen de forma indirecta. Por lo tanto, el problema fundamental desde mi punto de vista es que no hay una concepción de pertenencia a una sociedad, de que lo que le afecte a otra persona nos afecta a todas y, consecuentemente, no se contemplan las injusticias como propias.

    Sin embargo, personalmente creo que últimamente se puede comprobar que las movilizaciones cada vez son más numerosas, ya que comenzamos a ser conscientes del alcance de la situación y el retroceso que suponen las diferentes medidas que están suponiendo la pérdida de los derechos humanos que tanto se tardaron en alcanza (vivienda digna, educación de calidad, sanidad...).

    Por último, comentando la duda que plantea Paula, me gustaría mencionar que bajo mi punto de vista la ley electoral podría ser modificada en cierta medida, puesto que, como bien dices, no es muy coherente que un partido pueda gobernar en mayoría absoluta tras obtener un porcentaje de votos bajo con respecto a la población total gallega. En este apartado, la duda que a mi me surje es: ¿Cómo puede ser posible que el lugar de residencia de los ciudadanos y las ciudadanas marque el valor de su voto? ¿Acaso no deberían tener todos el mismo valor? ¿O sucede que unas personas son más ciudadanas que otras?

  • Rosario Dominguez Oviedo

    Hola a todas! Me parece un tema muy interesante e importante para comentar. La verdad estoy de acuerdo con vosotras y pienso que la palabra que más define a la sociedad actual es la falta de empatía. Pienso que la sociedad de hoy es demasiado individualista y egoísta. La verdad es que tener un trabajo fijo es un lujo en estos tiempos que corren pero, el hecho de asistir a la huelga, de manifestarse es y debe ser un acto de solidaridad, de empatía y de humanidad hacia aquellas personas que lo están pasando realmente mal.

    Ahora en los tiempos difíciles sería cuando la gente se debería unir como ocurría anteriormente (hecho expuesto en la noticia). El problema es que antes la gente no tenía prácticamente nada y, por encima, aún lo ofrecía sin pedir nada a cambio. Ahora tenemos y crecemos con todos los caprichos que queramos y no somos capaces de ofrecer nada desinteresadamente.

    Antes sí que se luchaba realmente por un interés común y colectivo hasta las últimas consecuencias, haciéndose palpable el dicho "la unión hace la fuerza". Ahora cada uno anda su camino, tiene sus propios intereses. A ver si con la llegada de estas fechas "tan entrañables y nostálgicas", TODOS nos solidarizamos un poco más y nos volvemos más empáticos. Pero está la cosa difícil...

    Un saludo.