Técnica 3Pes

Con la finalidad de pensar y repensar cuestiones sobre el currículum se nos presentó en la última sesión de clase un nuevo método de trabajo grupal, la técnica de las 3 Pes.

Las instrucciones eran sencillas. En grupos pequeños debíamos responder tres preguntas en un período máximo de 15 minutos, para posteriormente compartir las reflexiones con el resto de compañeros.

image

1-¿Qué actuaciones observamos que definiríamos como de asesoramiento?

2-¿Cómo pueden asesorar sobre el currículum quienes no son especialistas?

3-¿Qué saberes sobre el currículum poseen los psicopedagogos en su proceso de formación como tales? ¿Cuáles deberían poseer?

La respuesta a estos interrogantes la hemos integrado en la entrada de mi grupo Sailor moon. En esta entrada me gustaría centrarme concretamente en las conclusiones a las que después llegamos gracias a las reflexiones en voz alta.

 

En primer lugar se destacó la necesidad del asesor de identificar problemas y de buscar, proponer una solución. En este sentido el asesor desarrolla la función de conocedor de recursos. Es decir, debe de buscar los aspectos en los que sí puede incidir y el porqué de no poder incidir en  los otros. El asesor debe de ser consciente de la realidad que le rodea y tratar de entender las causas de la misma.

Por otra parte, se habló del juego entre los centros ordinarios y los centros específicos. Acaso la función asesora en estos ¿es la misma? Debemos ser conscientes de la coordinación entre ambos.

Una de las cuestiones que más debate suscitó fue la contradicción del concepto de ayuda con la idea de contacto físico y ausencia de intencionalidad. Es decir el concepto de ayuda vs las dificultades de atención. Srugió la idea de trabajar todas estas propuestas en una Escuela de padres.

A raíz de este debate surgió una interesante cuestión sobre  ¿Cómo generar confianza? Puesto que la confianza se puede romper y volver a recuperar es una tarea complicada, tanto en el campo del asesoramiento como en otros muchos ámbitos. Un buen asesor debe concretar la confianza con la actuación profesional.

Más relacionado con la actividad curricular, se planteó que conocemos los procesos de elaboración del currículum pero ¿aportamos una visión más amplia? ¿El currículum es el documento? ¿sólo eso? o ¿es también el proceso, es algo más? ¿Qué visión ofrecemos sobre el currículum?

Al hilo de segunda pregunta, y teniendo en cuenta que el asesor tiene que tener conocimiento sobre lo que va a asesorar entonces ¿por qué si no es especialista si puede asesorar? ¿Cuáles son realmente las necesidades de conocimiento que debiéramos conocer para desarrollar asesoramiento?

Y si no somos especialistas pero está en nuestra mano el proceso de enseñanza-aprendizaje ¿Cómo se encaja eso? ¿Cuáles son entonces nuestras competencias profesionales, nuestro saber?

Estos fueron los interrogantes más relevantes que recogí y que suscitó la sesión pasada. Como conclusiones finales señalo:

- El conocimiento de nuestro puesto de trabajo es la legislación que lo articula.

- El asesor debe estar siempre con una posición de mejora. No debe quedarse exclusivamente en el nivel de resolución de problemas. Un asesor no solo espera, se anticipa a los problemas que emergen en ese contexto. Su herramienta principal de actuación es el diálogo. No podemos olvidar el lugar que ocupamos, tenemos que situarnos en la posibilidad de CÓMO MEJORAR.

- Son los contextos institucionales los que tienen que dar al asesor también  las pautas y los límites.