Es hora de detenerse y mirar a nuestro alrededor...

Es hora de detenerse y mirar a nuestro alrededor

 

A lo largo de este viaje, hemos sacado de nuestras mochilas numerosos instrumentos que nos han facilitado mucho el camino...

Si recordamos bien, ya desde el inicio de esta aventura, hemos recurrido a nuestro libro de viaje, un libro en el cual están recogidos todos los acontecimientos impotantes que nos han pasado a lo largo de los años y en el cual, día a día, seguimos escribiendo. Abrirlo de vez en cuando, siempre es bueno para recordarnos quiénes somos y hacia donde vamos.

A continuación, y como siempre que nos adentramos en un camino desconocido y pedregoso,fue necesario sacar de nuestra mochila otro instrumento fundamental:el bastón. Este nos dió fuerzas y ánimo para seguir caminando, ya que por muy duro o peligroso que sea el camino, el bastón siempre está para apoyarnos en él.

Una vez adentrad@s en esta nueva aventura, la lupa se ha convertido en un instrumento indispensable en nuestro viaje. De ahí que cuando nos hemos encontrado con hallazgos nuevos e indicios de conocimiento, no nos hemos conformado simplemente con observarlos, sino que además los hemos analizados y examinado en profundidad.

Así mismo, no podemos obviar que seguir las huellas de grandes viajeros/as que han recorrido con anterioridad el camino que hoy en día seguimos nosotros; y, compartir y construir significados con nuestros compañeros/as de viaje, han constituido, sin lugar a dudas, dos claves fundamentales para convertirnos en los exploradores/as que actualmente somos.

Sin embargo, esto no puede acabar aquí...En ocasiones es bueno deternos, observar y reflexionar sobre aquello que ocurre a nuestro alrededor y nos afecta, directa o indirectamente.

Es la hora entonces de sacar de nuestra mochila un nuevo instrumento que dará un nuevo enfoque al camino que estamos recorriendo...

                                                              Prismáticos