Reflexión LOMCE y Profesorado

Después del intenso debate surgido en clase la última semana en relación a la LOMCE en comparativa con la LOE, me parece oportuno dedicar una entrada a dicho aspecto. Este asunto lo he tratado en mi grupo, pero mediante esta entrada pretendo destacar aquellos aspectos que me resultaron más llamativos.

 

Entre los aspectos que me gustaría destacar están los siguientes:

 

TIC

Cuando hablamos de las TICs en cuanto a lo que refleja la LOMCE,  estas se tratan dándoles una función de soporte de aprendizaje. En este sentido y tras analizarlo detenidamente, considero que la formación que se le da a los profesores, como ya he dicho en otra entrada, debe de ir más lejos y encaminarse a las TAC (Tecnología del Aprendizaje y del Conocimiento), ya que no sólo se debe formar en el manejo de la herramienta como soporte de información, sino que se debe formar es las diferentes posibilidades didácticas que la misma ofrece. En este sentido, lo principal es que los centros cuenten con dichas herramientas para posteriormente evolucionar con ellas, y es aquí donde encontramos la falta de inversión en estos aspectos.

Por lo tanto, si se consideran las TICs como un elemento para alcanzar la calidad educativa pero luego no se invierte lo necesario, encontramos un problema claro.

 

Consejo escolar

Otro punto que me gustaría mencionar es el relativo al Consejo escolar. Dicho órgano se transforma en un órgano consultivo y se limitan sus capacidades, aumentando así las competencias del director. En este sentido es destacable que aumentando las competencias del director, los que pierden funciones son los profesores. Este aspecto es negativo, ya que es el profesorado el que tiene contacto directo con el alumnado y el que debería de tener mayor poder de decisión.

 

Profesorado

Centrándonos de un modo más específico en el profesorado y enlazando lo dicho anteriormente, destacamos la pérdida de autonomía del profesorado, lo que conlleva una pérdida de confianza debido a la pérdida de status y a la menor influencia en su trabajo, ya que el mismo, es definido por otros profesionales más preparados.

Otro aspecto destacable es el aumento de la ratio profesor/alumno, lo que conlleva un aumento de la carga docente del profesorado y mayores dificultades para ellos en el logro de sus objetivos.

Por otra parte resulta llamativo el “desprecio” que se le hace a la labor del profesorado si tenemos en cuenta el proceso de evaluación, ya que, deja determinadas evaluaciones del alumnado en manos de agentes externos.

Por último, es destacable la falta de tratamiento de la formación del profesorado en la LOMCE, algo fundamental para la mejora de la calidad educativa, ya que si los profesionales de la educación no se forman constantemente la calidad disminuirá y la división entre profesorado y alumnado será mucho mayor.

 

Webgrafía