IR HACIÉNDOSE COMO ASESOR/A

ADELANTANDO UNA PROPUESTA, DESDE LO POSIBLE(Extraído de: http://www.ugr.es/~jdomingo/CONCEPTO%20DE%20ASESORAMIENTO.pdf - revisado: 26-11-'12 -)

      En esta imagen, vemos una propuesta para entender el asesoramiento didáctico y, consecuentemente, la función de los asesores en este campo. Recoge y sintetiza un poco muchas de las ideas que han ido apareciando a lo largo del cuatrimestre y que, poco a poco, han ido moldenado nuestra forma de concebir el asesoramiento. No es posible asesorar (por lo menos desde mi visión del asesoramiento) sino tenemos una meta clara, si no tenemos un referente, sino caminamos en ninguna dirección. Y ese referente, puede ser esa escuela pública de calidad. Además, un asesor debe tener siempre una visión de conjunto, que permita evitar sesgos que provoquen grandes fallos en las propuestas de intervención, y debe tener criterios y estándares. Asimismo, es fundamental el trabajo coordinado, ya que son muchos los agentes implicados en los procesos educativos; y es fundamental también redimensionar, difundir y clarificar las funciones del asesor, en orden a que este ejerza su función de forma coherente a estos principios que señalamos y a que el resto de agentes conozcan sus funciones y entiendan su papel. 

    Como ya hemos apuntados en diversas entradas, el asesor debe ser un "colega crítico": no debe nunca ser un "colega", ni debe nunca ser un "crítico"; el asesor debe buscar ese equilibrio que permita mantener relaciones de confianza, sin cruzar nunca la linea hacia la falta de profesionalidad y de compromiso con la tarea que tiene.

    No quiero terminar de comentar este archivo sin hacer referencia a la idea de "trabajar por programas enraizados". Desde mi punto de vista, y en relación con esa idea de que el trabajo del asesor no se fundamenta en actos puntuales sino en el desarrollo de procesos, considero adecuado el trabajo por programas. Pero sobre lo que quiero llamar la atención es sobre el adjetivo "enraizados": para mi, esto hace referencia a la necesidad de que esos programas sean asumidos y compartidos por todos los agentes implicados, y que hayan surgido de las necesidades compartidas y sentidas, ya que solo así, tendrán garantías de éxito.

    Finalmente, os dejo aquí una aportación de Jesús Domingo Segovia que engloba todas las ideas que hemos recogiendo a lo largo de las diversas entradas:

ir haciéndose como asesor.jpg