Día del Maestro. José de Calasanz.

Hoy, día 27 de noviembre de 2012, se celebra el día del maestro, en honor de José de Calasanz. Me da la sensación que la mayoría de nosotros no conoce a esta figura tan importante en la Formación del Profesorado, ni por qué representa a los maestros, docentes y profesionales de la educación. Por esta razón, he decidido exponer un poco la información que he encontrado.

            San José de Calasanz Sch. P., sacerdote, pedagogo y santo español, fundador de la primera escuela cristiana popular de Europa, nació en Peralta de la Sal, España, el 31 de Julio de 1557 y murió en Roma, el 25 de agosto de 1648. 

            Cuando cumple los catorce años, José de Calasanz manifiesta la decisión de hacerse sacerdote. Su entrega, su generosidad, su anhelo por ayudar a los demás, van unidos a una fuerte y vivencial fe en Dios, aumentada por el ejemplo y la educación recibida por parte de su familia.

            Se integra en una cofradía, grupo de personas que se dedicaban a ayudar a los enfermos, y comienza a recorrer los barrios. A partir de este momento Calasanz comienza a pensar, a reflexionar,... Ver tantos niños sin escuela por falta de medios económicos le impacta.

            Por esta razón, se plantea la creación de una escuela gratuita abierta a todos los niños. Propone su idea a las autoridades eclesiásticas, pero  todos la rechazan. Pero antes de rendirse, elige una sacristía de una parroquia de Roma para crear la primera escuela gratuita de Europa, en 1597.

            Con la ayuda de otros profesores jóvenes, a los cuales contagia su entusiasmo, Calasanz dedicará desde aquel momento toda su vida a una misma idea: abrir las puertas de las escuelas a todos.

            San José de Calasanz es uno de los precursores de la pedagogía moderna, ya que esparció su teoría sobre la educación en diversas cartas, reglamentos y escritos de carácter práctico. Creó, organizó y sistematizó la enseñanza escolar graduada por niveles y ciclos en la enseñanza primaria y una cierta formación profesional. Aunque a veces había una clase de párvulos, en general la escolarización se iniciaba a partir de los seis años de edad, pasando sucesivamente por nueve clases graduadas en orden decreciente.         Cada cuatro meses se hacía un examen general en todas las escuelas. Si la evaluación era positiva, el alumno era admitido en la clase superior.

            Los maestros debían llevar tres libros de registro: el de matrícula, el de asistencia y el de calificaciones. Debían preparar previamente sus clases y estar en sus puestos antes de la llegada de los alumnos.

            Los alumnos aprendían a leer indistintamente en latín y en lengua vernácula. Calasanz mantuvo el latín, pero fue un gran defensor de la lengua vernácula, y en ella estaban escritos los libros escolares, incluso los destinados a la enseñanza del latín.

            Actualmente, las llamadas Escuelas Pías, fundadas por Calasanz, se encuentran en todo el mundo.

            Espero que hayáis aprendido algo más sobre José de Calasanz y su gran labor que realizó en el ámbito de la educación, preocupándose de que todos los niños tengan acceso a la educación, aspecto que se recogerá posteriormente como un Derecho del Niño.

 

Fuente: wikipedia