¡Levántate y quéjate, educación! + LOMCE

         El texto de Francisco Imbernón hace una crítica tanto a los recortes que se han realizado en educación durante estos años como de la última reforma del Gobierno (la famosa y criticada LOMCE).

        A lo largo de este año hemos visto como se nos han ido recortando gastos económicos en aspectos imprescindibles para la sociedad, como la educación, la sanidad… Temas que considero que deberían de modificarse pasados unos años, es decir, que se de tiempo a que se establezcan los pilares de las leyes y se compruebe que es lo que realmente falla y lo que se debería mejorar.

       Gracias a los recortes y con la nueva ley educativa que se nos “cae” encima, daremos un paso atrás en nuestra sociedad, llegando hasta el año 70, con la Ley General de Educación. Con los recortes aumenta el ratio de alumnos por profesor, se reducen las becas, se aumentan las tasas de las universidad, aumenta el IVA en el material educativo, reducen los salarios del docente, “evitan” la figura del sustituto (hasta el décimo día no acude al colegio a sustituir a otro docente)… Pero es que con la LOMCE se empeora esta situación. La máxima importancia de los políticos parece ser “quedar bien” ante el resto de países de la UE, es decir, obtener los mejores resultados en los informes (como el famoso PISA). Y esto quieren conseguirlo con la implantación de varias pruebas en primaria, secundaria y Bachiller, estas dos últimas es necesario aprobarlas para conseguir el título, que conlleva darle importancia a los resultados, no al aprendizaje, ni al interés o inquietudes de los alumnos. Y obviamente, los mejores alumnos irán a los mejores colegios, consiguiendo por tanto unos colegios de “elite” y otros para los alumnos con dificultades o con peores notas. Es decir, al final se consigue una gran diferenciación entre las clases sociales, los mas ricos podrán pagar los mejores colegios y los de clase media (convertidos dentro de poco en clase baja), se tendrán que conformar con el resto de colegios.

        También podemos concluir que no se tiene en cuenta a los alumnos con necesidades educativas especiales. Pero esto me inquieta bastante, ya que se supone que se intenta fomentar una sociedad y educación de equidad, con una serie de valores, y resulta que en cuanto un alumno no puede superar las pruebas por cualquier motivo (por ejemplo, un problema en el aprendizaje que puede ser tratado y superado) se le da el “esquinazo”, fomentando por tanto el abandono educativo (cosa que se intenta evitar según expone la LOMCE en su preámbulo.

        Dos de las cosas que me llaman mucho la atención del anteproyecto de Ley es en primer lugar, que no se modifica para nada la formación del profesorado expuesta en la LOE. En segundo lugar, el hecho de que se suprima la asignatura “Educación para la Ciudadanía (EpC)” me resulta desconcertante, principalmente por la razón por la que desaparece. Como se expone en a página 4 del texto de Imbernón, esta asignatura se sustituye por una en la que no se traten “temas conflictivos”. Realmente me quedé impactada cuando leí esto. ¿Estamos entonces engañando al alumnado con temas “bonitos” y sin polémicas? ¿No deberían desarrollar valores como el respeto y aprender a vivir de forma positiva en la sociedad? Estamos cegando a los alumnos ante las situaciones que se van a encontrar cuando paseen por la calle. Son parte de la sociedad y hay que enseñarles todos lo posible para que su vida en ella sea lo más favorable posible.

        Es necesario cambiar el tipo de escuela que se está fomentando. Una escuela en la que el alumno pueda utilizar todo lo que le rodea para aprender, es decir, que la educación sea dinámica, fomentando las experiencias en los alumnos, ya que se aprende más cuando uno mismo comprueba las cosas que aprende. Hay cambiar la mentalidad de todos nosotros, tanto de los alumnos como de los profesores. Evitar las resistencias, ya que será un cambio a mejor.

        Otra cosa que se debería fomentar en la educación del siglo XXI es la utilización de las TICs y del Internet. Estamos en la sociedad del conocimiento y la información; en nuestra vida están presente las nuevas tecnologías en TODO momento… La pregunta es ¿como es posible que en la actualidad se aprenda igual que hace 50 años?  Hay que utilizar todos los recursos (blogs, aulas virtuales, procesadores de texto, actividades educativas,…) cada día en las aulas. Pero para eso, es necesario que se cambie la mentalidad del profesorado sobre las TICs. No vale con utilizar la pizarra digital, pero como si fuera una pizarra normal, sin cambiar la metodología en la que el profesor expone y el alumno escucha (sentado desde su sitio, obviamente). Hay que formar a nuestros docentes para que los alumnos puedan aprender de otra manera, para posteriormente, utilizar todos los recursos que nos ofrece Internet y las nuevas tecnologías de manera responsable y que sirva para construir nuestro conocimiento (pedagogía constructivista).

         Para finalizar, comentar, como ya dije en otra entrada del blog, en mi opinión es necesario que todos los partidos políticos intenten dejar sus diferencias a un lado y juntos creen las leyes o reformas que se van a llevar a cabo en temas tan importantes para la sociedad, como la educación o la sanidad. Tienen que ponerse de acuerdo, y velar por la vida de todos los ciudadanos, intentando no crear demasiadas diferencias entre nosotros. No es posible ni recomendable (como ya se está viendo en nuestro sistema educativo) que se reformen las leyes cada cuatro años, ya que NO FAVORECEN la educación para NADA. Los temas más importantes para la sociedad, se necesitan exponer en consenso.

          Obviamente esto debe cambiar. Esperemos que sea así.