El gobierno aprueba la ley de las reválidas y de los itinerarios tempranos.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)  se puede definir casi en una sola palabra; desigualdad.

Los itinerarios hacia el Bachillerato o la Formación Profesional se inician en tercero de la ESO, a los 14 años, se excluye al alumnado más desfavorecidoy con dificultades, privandoles de los recursos y los apoyos necesarios para integrarlos, sin establecer vasos comunicantes entre las distintas vías que permitan la rectificación.

La evidencia empírica de las investigaciones y evaluaciones internacionales demuestran que los países que segregan tempranamente  aumentan las desigualdades,algo que parece ignorar el ministerio de educación.

También se pone entela de juicio la coheducación, pues  se contempla  la concesión de subvenciones  a los colegios que imparten educación diferenciada(niños y niñas separados). Un retorno al pasado en toda regla.

Además, los colectivos docentes están cansados de lidiar con cambios legisltivos que si cambian la realidad del centro no es para mejor. Un punto más para el malestar docente.

La asignatura de Educación para la ciudadnía  ya no formará parte del currículum.Desaparecerá de primaria y en la ESO será sustituída por Educación cívica y constitucional. También desaparece la  asignatura de Filosofía y Ciudadanía, se llamará simplemente Filosofía. También dejarán de impartirse las asignaturas de Ciencias para el mundo contemporáneo, materia que nació con la LOE. En primaria se volverán a estudiar Cienias sociales y Ciencias Naturales ( ahora unidas en coñecemento do medio).

Los programas de PCPI (programas de cualificación profesiona inicial) también pasan a la historia.La LOMCE habla de una Formación Profesional Básica a la que se podrá acceder desde los 15 aós  de edad  y tras haber finalizado el primer ciclo de ESO.

Respecto a  la organización del centro, la LOMCE refuerza las atribuciones de los directores de centro y se las resta a los consejos escolares. Los primeros tendrán que superar un curso  de formación sobre función directiva. Las decisiones de admisión de alumnos  y colaboración con estidades del entorno también dejaran de ser postestad del consejo escolar, que sólo podrá informar de ello.

La LOMCE es una ley centralizadora, se ha aumentado el porcentaje de contenidos comunes que fija el gobierno central, que pasa del 55% al 65% en las autonomías con lengua cooficial, y del 65% al 75% en las demás.

De momento, no voy a añadir nada más, y desde mi punto de vista todas estas medidas ya dan bastante de sí para reflexionar. Es triste, que nosostros, que no hacemos más que formarnos en sistemas cooperativos y comprensivod de educación, que creemos en el asesoramiento y la orientacion a través de un currículum común, pero adaptado a cada necesidad tengamos que lidiar con esto.

Con suerte y si conseguimos trabajar, será con esta ley y con estas condiciones, a menos que intentemos cambiarlas, o  que esperemos al siguiente gobierno, que propondrá la novela ley desde 1970.

image

*Imagen copiada del blog plataformademadrid06.com