La revolución pedagógica. Marta Mata y Rosa Sensat.

En la clase de hoy, han salido a la luz los nombres de dos mujeres que sirvieron de ejemplo para la Pedagogía, en general, y para la formación permanente del profesorado, en particular: Marta Mata y Rosa Sensat.

En referencia a Rosa Sensat, podemos decir que se trataba de una figura de gran importancia, considerada una “una maestra de escuela primaria que hizo de la enseñanza una pasión personal y un compromiso social” (Associació de Mestres Rosa Sensat), que formó parte de los pedagogos y maestros más relevantes de la historia,  y que sirvió de ejemplo a nuevos profesores, entre los que se encontraba Marta Mata, para sacar a la luz, en un momento de grandes reivindicaciones pedagógicas (años 60), la llamada “Associació de Mestres Rosa Sensat”.

Esta asociación se trata de un movimiento de renovación pedagógica con varios objetivos, entre los que encontramos:

  • Difusión de teorías y prácticas pedagógicas orientadas al desarrollo de la persona, basadas en el respeto del niño, que tiene una participación activa en el aprendizaje, y su libertad.
  • Formación permanente para los maestros basada en la teoría y la práctica pasando por la reflexión individual y colectiva.
  • Consecución de una escuela pública, democrática, laica, en la que participan todos sus miembros.

En el caso del segundo de los objetivos se podría decir que es la aportación pedagógica de más relevancia, ya que el estilo de formación permanente del profesorado se basa en buscar en la práctica escolar deficiente los elementos de la renovación, convertir la demanda en respuesta; es decir, hacer de los problemas o de las situaciones menos favorecidas un elemento para salir adelante. Este aspecto me parece algo muy positivo, ya que lo que se pretende es convertir a los alumnos y alumnas en maestros, de modo que al finalizar estos cursos, aquellos profesores y profesoras asistentes, son capaces de discutir las cuestiones de la educación desde una pedagogía más concreta.

En cuanto a la formación permanente del profesorado, y en este caso específico, considero que tiene una gran importancia, y que los maestros deberían tener presente la envergadura de este ámbito ya no solo a nivel personal, sino para hablar de una mejora de la calidad educativa.  

Esta fundación, hace posible una formación que se manifiesta en las Escuelas de verano o los grupos de trabajo y en otros cursos en los que colaboran otras instituciones como universidades, museos...

Formación que aún a día de hoy, considerando los nuevos recursos de los que contamos y que están tan presentes en el día a día, son tan necesarias y en la que se le da la total importancia al niño o a la niña, ya que “no es la ciencia, o el maestro, el centro de la educación y de la escuela, sino el niño, alrededor del cual gira la actividad y el contenido de la educación” (Marta Mata).

Para finalizar, me gustaría concluir con un frase de Rosa Sensat:

“La libertad es una conquista a la que el hombre llega por medio de la educación y la cultura.”

Bajo mi punto de vista, y en relación a la frase anterior, debemos darle importancia a estos dos ámbitos que marcan nuestras vidas desde que nacemos. De igual modo, tenemos que plantearnos la formación que tendrán aquellas personas que se encargan de formar en un tiempo en el que no hay oportunidad para una formación de calidad.

Formación Permente