Practicum II

                En esta nueva entrada me gustaría contar mi experiencia durante el Practicum II de Psicopedagogía y reflexionar sobre ello. Primeramente, decir que estuve de prácticas en Proyecto Hombre Galicia, en Santiago de Compostela. Decidí escoger esta institución porque quería ver algo nuevo, como ayudar a gente con problemas, y escapar un poco de los centros educativos de siempre.

            Allí me llevé una grata sorpresa, porque además de ayudar a los usuarios y usuarias a dejar las distintas adicciones, se preocupan en gran medida por reconstruir a cada persona, reeducarla, enseñarle a vivir de nuevo.

            Son muchas las terapeutas que allí trabajan con este objetivo y, todas ellas, utilizan el asesoramiento para conseguirlo. Ello me recordó en gran medida a todo lo hablado en esta asignatura. No dan soluciones ni recetas a los distintos usuarios, sino que los guían en su proceso de recuperación y abren multitud de interrogantes para que sean ellos los que, poco a poco, vayan descubriendo esas respuestas. Además, el equipo, se basa en la colaboración y en la cooperación, así como en la complementariedad, y la coordinación de todas a la hora de actuar. Con sólo entrar, se respira un clima muy agradable y de confianza, porque no solo son las terapeutas las que asesoran a los usuarios/as, sino que también se asesoran y se ayudan entre ellas mismas. Son como una gran familia en la cual todos se ayudan.

            Además, en este centro se llevan a cabo, entre otros, grupos de autoayuda, en los cuales los distintos participante, con la terapeuta en cuestión, hablan de sus problemas, se abren interrogantes unos a otros, reflexionan, y, colaborando, encuentran las respuestas adecuadas.

            Me sorprendió que el asesoramiento llegara a este ámbito, y la verdad es que es muy necesario, ya que los usuarios son personas a las que no se les puede dar todo hecho, sino que debemos conseguir que reflexionen, que encuentren su camino guiándolos, y que sean capaces de entender, interiorizar, y aprender, respondiendo ellos mismos, con una pequeña ayuda, a los distintos interrogantes que se les plantean, convirtiéndose así personas capaces de controlar las distintas situaciones de su vida.

image       image