Reflexión Prácticum II

 PRACTICUM II

 

 imageEl PRACTICUM II de la Licenciatura de Psicopedagogía lo lleve a cabo en la Escuela Infantil "OS PEQUERRECHOS" situada en el Hospital Gil Casares en Santiago de Compostela.

En mi estancia en esta institución, cabe destacar que, muchas de las actividades realizadas se relacionaban más con Maestra de Educación Infantil que como psicopedagoga. Pero aún así, la experiencia fue realmente positiva debido a que conocí el funcionamiento de la Unidad de Atención Temprana, que en ocasiones trabaja de forma colaborativa con esta Escuela Infantil. Además, creo que la participación en las actividades con las profesoras y el alumnado nos ayudan a ver las diferencias en el desarrollo de este, por lo que nos resultaría más fácil ver las necesidades o dificultades que les puedan surgir.

Por otro lado, añadir que conocí un contexto nuevo, relacionado con el ámbito educativo pero con un funcionamiento diferente. Además, tuve acceso a muchos de los documentos por los que se regula el funcionamiento de esta institución.

Relacionando mi estancia en el centro con algunos de las cuestiones que se trataron en esta materia, decir que es muy importante el diálogo y la colaboración de las familias en la institución. Con respecto a este tema, añadir que la comunicación es constante tanto en la entrada del alumnado como en la salida, además, todos los niños tienen una agenda en la que se le comunica a los padres/madres todas las actividades realizadas, así como datos relacionados con el sueño, comida, enfermedades... Así mismo, se tiene en cuenta a las familias a la hora de realizar actividades en la Escuela Infantil, aprovechando los recursos que esta puede ofrecer de forma que complementen las actividades que se realizan en las aulas. Por otro lado, conocí como funciona la Escuela de Padres que aunque en esta Escuela Infantil no se lleva a cabo, nos explicaron los temas que se tratan y como estos son abordados.

Me gustaría destacar que el trato fue muy bueno, contando en todo momento conmigo tanto para realizar actividades, llevar a cabo las rutinas, en la alimentación del alumnado..., actitud que agradezco ya que me sentí integrada, lo que me hizo estar más segura de mi misma en todas mis intervenciones.

Para finalizar, considero que sólo en 50 horas que dura el Practicum es imposible hacer algún tipo de intervención, ya que las instituciones tienen todo programado, y en este periodo, da tiempo a  conocer el centro, habituarte a sus rutinas, conocer al personal y poco más.