Aprendizaje cooperativo

Una vez analizadas mis entradas anteriores y más concretamente la dedicada al profesor como mediador del aprendizaje y arquitecto del conocimiento, decidí continuar con mi proceso de investigación en diversos aspectos relacionados con el proceso de aprendizaje.

En este sentido y después de encontrar una gran cantidad de información sobre ello, así como, haber tenido diferentes experiencias personales con el asunto que pretendo tratar, me pareció oportuno realizar una entrada dedicada al aprendizaje cooperativo.

Dentro de la selección de diferentes metodologías de aprendizaje, por parte del docente como mediador del aprendizaje, considero el aprendizaje cooperativo como una buena estrategia.

Mediante el aprendizaje cooperativo se pretende conseguir que un grupo de personas trabajen juntos para lograr unos objetivos comunes. Los resultados que se obtengan beneficiarán tanto al propio sujeto como a los miembros del grupo y será necesaria una  implicación de todos los miembros para que el resultado sea positivo.

Dentro de esta estrategia el docente se posiciona como un supervisor del proceso que desenvuelven los alumnos, por lo tanto explicará el proceso, lo supervisará,  lo evaluará y alentará al alumnado en el desarrollo de la actividad.

Es destacable que esta estrategia resulta, desde mi punto de vista, un proceso enormemente satisfactorio para que, tanto profesor como alumnado, logren alcanzar sus objetivos. Considero esto, debido a que este proceso genera una interdependencia positiva entre los miembros del grupo que promoverá una comunicación adecuada entre ellos para poder lograr lo que desean. Esto genera una responsabilidad individual con el trabajo por parte de todos, ya que todos son importantes en el proceso.

En cuanto a mi experiencia personal con el aprendizaje cooperativo debo destacar que resultó ser un método enormemente satisfactorio ya que me permitió trabajar los diversos contenidos desde un sentido más dinámico. A su vez pude involucrarme y profundizar mucho más en la materia tanto a nivel personal, como a través del trabajo con el resto de miembros del grupo. Esto provocó que pudiese asimilar mucho mejor las temáticas tratadas y generar un sentido crítico sobre ellas.

Además de esto hay otro aspecto fundamental del aprendizaje cooperativo. En este sentido, me refiero a que los alumnos deben desarrollar diferentes destrezas relacionadas con la interacción social. El alumnado deberá saber comunicarse, tomar decisiones o aprender a solucionar conflictos. Por lo tanto los miembros del grupo deberán evaluar sus actuaciones, tanto a nivel individual como grupal, y determinar qué aspectos son positivos o negativos.

En conclusión, considero fundamental inculcar en los futuros docentes este tipo de metodologías de aprendizaje e intentar alentar a aquellos que ya están ejerciendo dicha función para que evolucionen en su forma de trabajar. Es necesario esto, puesto que el alumnado evoluciona y cambia y por lo tanto las metodologías de aprendizaje también deben hacerlo.

 

Webgrafía

- http://es.wikipedia.org/wiki/Aprendizaje_cooperativo

http://users.dcc.uchile.cl/~luguerre/papers/CESC-01.pdf

http://e-ducativa.catedu.es/50009129/sitio/upload/Profesores._El_AC_en_el_aula._D._y_R._Johnson.pdf

http://es.scribd.com/doc/79920265/aprendizaje-cooperativo-definicion