Sesión 12.12.12. Relaciones entre los psicopedagogos y los profesores.

       Tras unas semanas sin clases presenciales por motivo del prácticum II, este miércoles 12 de diciembre retomamos las clases. La sesión se abrió bajo el título "Psicopedagogos y profesores ¿qué relaciones existen entre ellos?" La profesora, en una diapositiva, nos expuso dos ideas claves: la primera era la idea de colaboración entre ambos y la segunda el hecho de que dificilmente solemos colaborar con aquellas personas acera de las que mantenemos ideas implícitas de descompromiso y desvaloración. Para saber nuestra opinión y hacer un pequeño debate se nos plantearon tres preguntas que deberíamos contestar en grupos.

       Las preguntas eran las siguientes y están contestadas en mi grupo "FreeYourMind":

1. ¿Qué piensan tutores/as asesores/as de los profesores y profesoras de infantil, primaria y secundaria, con quienes van a trabajar?

2. ¿Qué piensan profesores y profesoras de asesores y asesoras?

3. ¿Qué conocemos sobre estas relaciones?

      Cada grupo expuso su opinión (como dije la opinión de mi grupo está presente en el blog de "FreeYourMind", asi se llama el grupo. Del pequeño debate que surgió, podemos extraer unas ideas y conclusiones claves:

Lo primero es que no puede haber colaboración si no hay confianza. Los asesores deben confiar en los profesores y viceversa. Personalmente, pienso que los asesores piensan (por experiencia) que los profesores de educacion infantil y primer ciclo de primaria colaboran más, piden consejo...que los de secundaria. Estos últimos pienso que se encierran más en su aula y en su asignatura y no abren las puertas de su aula a ayuda, y si lo hacen lo que pretenden es que les den la receta: rápido y sin molestar. Por otra parte en cuanto a la opinión de los profesores y profesoras respecto a los asesores, creo que hay dos maneras de actuar: unos profesores pienso que sí creen que el asesor les puede ayudar y abren sus aulas. Sin embargo otros las cierran, los ven como a un estorbo, alguien que no hace nada, y si piden su ayuda es, como dije antes, para pedirle la solucion inmediata, la receta. De esta manera no existe colaboración. Decir que esta es mi opinión, ya que en este pequeño debate había diversidad de opiniones. Sobre todo en cuanto a la arrogancia. Algunos compañeros decían que los profesionales que actuaban con arrogancia  o eran vistos así, eran los asesores, mientras otros comentaban que se trataban de los profesores. Personalmente pienso que la arrogancia va en la persona y que puede haber asesores arrogantes y profesores arrogantes. No me gusta generalizar. 

- Como asesores es muy importante saber escuchar.

Comentamos también que muchos profesores van a pedira respuestas, no a plantear interrogantes. Como asesores no debemos dar respuestas, sino trabajarlas, construirlas en colaboración. 

- También hablamos de la importancia de atender los primeros momentos en un centro educativo. En palabras de la propia profesora: "Cuando vamos a una institución, esa institución es mucho mayor que nosotros"Por lo que tenemos que adaptarnos a ella. Además, hay que tener en cuenta que la persona que estaba en orientación antes que nosotros en el centro marca las pautas. Es importante ponerse al día cuanto antes, a pesar de necesitar cierto tiempo para adaptarte. También comentamos que era muy importante el trabajo informal para adaptarse (tomando un café se puede observar y descubrir cosas realmente relevantes, no es aconsejable encerrarse en el despacho para ponerse al día). Debemos ser más proactivos que reactivos. 

La profesora nos puso un ejemplo muy interesante. Y es el de la cáscara de hueco en fárfula (capa fina). Nosotros no estamos formados cuando acabamos la carrera. Somos competentes cuando somos capaces de colocar la información en lugares distintos. Somos las personas las que tenemos que actualizar nuestros valores. También citamos la filosofia de Freire y es "transformar dificultades en oportunidades". Todos tenemos razones para actuar de distinta manera, lo importente es averiguarlas. (Learning by doing: sigamos trabajando).

- Concluimos, por otra parte, que la etapa de educación infantil y primaria presenta un modelo más profesionalizado hacia la educación, en secundaria ocurre menos. 

       Dejamos claro la importancia de la colaboración entre asesores y profesores. Pero, ¿es una meta inalcanzable? ¿la expresión de un deseo? ¿Una propuesta inútil? ¿Un camino a recorrer?.  La profesora cerró, lo que podemos llamar primera parte de la sesión dándonos a conocer una serie de errores más comunes en cuanto al tema en cuestión. Algunos son creer que la comunidad educativa conoce como funciona la orientación, esperar a que demanden tu ayuda, querer atenderlo todo al mismo tiempo, etc. Termino este aspecto con una frase de la profesora: "La constitución de la identidad profesional de asesores y asesoras, una actividad profesional joven, tiene lugar en instituciones "viejas" que también tienen sus "señas de identidad". 

                                                         wiki.jpg 

       La que podriamos llamar segunda parte de la sesión consistió en la lectura de dos textos, su reflexión individual y luego una puesta en común entre el grupo grande. El primer texto trataba una realidad muy dura: el acoso escolar (tema que ya traté en una entrada anterior). La verdad es que las noticias impresas en el papel mostraban una cruda realidad: por una parte el suicidio de una menor de 16 años de nacionalidad ecuatoriana  por no aguantar el acoso escolar al que estaba sometida. Sobre este tema ya reflexioné, pero quiero incidir una vez más en la gravedad del asunto, en que debemos tomar medidas y no permitir llegar a estos extremos. Con la colaboración de toda la comunidad educativa podemos conseguirlo. Cuando algo así sucede, buscamos culpables: dirección, profesores, orientadores, compañeros, padres por no darse cuenta...La verdad, es que como se comentó en clase, como futura maestra u orientadora sí me da miedo este tipo de situaciones, ya que muchas veces se le echa la culpa exclusivamente a los docentes y en la prensa aparecen como los que no hicieron nada para evitarlo, cuando a lo mejor ni lo sabían. De nuevo, no podemos generalizar, habrá casos en que lo sepan y por el motivo que sea "lo vean como cosas de niños" comentarios que me repugnan y me cabrean mucho, ya que ningún tipo de violencia o acoso es un juego de niños. 

       El otro texto se titulaba: "Mil euros de incentivo...¿al mal estudiante?". En el se nos informaba que Extremadura iniciaba un programa para atraer al aula a jóvenes sin secundaria a cambio de dinero. Para esto ya no tengo palabras. Me parce muy bien que quieran acabar con el abandono escolar pero motivandolos extrinsicamente con 1000 euros, mer parece algo vergonzoso la verdad...En época de crisis, tanto que se quejan de que no hay dinero para educación ¿y hay 1000 euros para darle a cada persona entre 18 y 25 años que antes no le diera la gana (o no pudiera, cada uno tiene su propia situación personal) de sacarse la ESO antes? Y como no, José Ignacio Wert, en una visita a Extremadura apoya el proyecto, ya que considera que contribuye a mejorar la "inserción de los jóvenes" y la "inclusión social". En fin...ahora se premia a los que no estudian, yno a los que sí lo hacemos.

acoso-escolar.jpgeuros1.jpg