Comprando resultados.

En Extremadura se ha tomado un plan especial de formación que consiste en dotar de un importe de 1000 euros a aquellos estudiantes que no han obtenido el graduado en ESO para incentivarlos y mejorar su acceso al mercado laboral.

Según dice la Junta "Se trata de un plan ambicioso desde su inicio y en el que no se han escatimado medios económicos ni personales".

Mi opinión sobre este tema es que en una época en la que donde se está recortando en educación sobre todo, invertir ese dinero de esa forma creo que se podrían llevar a cabo mecanismos de motivación mucho más útiles y efectivos que no los mencionados.

Esto me recuerda a los Cursos de Formación Ocupacional en los que se les ofrece un porcentaje económico a las personas que asisten a esta formación para su reinserción al mundo laboral. 

Bajo mi punto de pista, este tipo de formación tiene un gran contra, que es que a pesar de ser remunerado y contar la asistencia a estos cursos, aunque a pesar de esto la asistencia es baja, te arriesgas a que las personas que a ellos asisten lo hagan durante toda su vida y no se cumpla el objetivo principal que es la inserción al mundo laboral.

Por este motivo considero que comprando a la gente no se logra lo que se pretende, si lo que en realidad se pretende es favorecer la inserción laboral y la obtención del título. De igual modo que creo que el objetivo principal de esta formación es conseguir que toda esa gente que había abandonado los estudios consiga unos resultados, positivos o negativos pero resultados, para demostrar que en nuestra sociedad no existe el abandono escolar o al menos no es significativo.