Acoso escolar

Como ya dije en mi entrada anterior la última sesión de clase tuvo dos partes muy diferenciadas. Pues bien, en esta me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre lo comentado en la segunda de esas partes, en la que comenzamos con la lectura de dos terribles casos de acoso escolar que finalizaron con la trágica muerte de sus protagonistas.

En relación con lo comentado en el aula me gustaría destacar ciertas ideas que a mi parecer resultan interesantes y aportar algunas de mis opiniones al respecto.

En primer lugar, desde mi punto de vista el comentario del lector, en el caso de la primera noticia, está totalmente fuera de lugar. Creo que habla desde una gran ignorancia al desconocer una gran parte de los datos necesarios. Comparto la idea de que es necesario llevarlos ante la justicia y que esta realice su trabajo, pero no por ello serán necesariamente considerados culpables, ¿acaso no tenemos todos derecho a la presunción de inocencia? Tampoco quiero decir con esto que considere inocentes a los responsables del centro educativo, simplemente creo que no se proporciona la información suficiente como para emitir un juicio de tal calibre.

STOP BULLYING


Centrándonos más en el debate creado en base a estos texto debo decir que creo que el acoso escolar es una de las demostraciones de la crueldad e impasividad de la sociedad en la que vivimos. Una sociedad en la que la educación en valores pasa totalmente desapercibida. Por supuesto el papel de las familias en este tema es muy importante y creo en que llegados a este punto debemos destacar de nuevo la necesidad de COLABORACIÓN, en este caso entre escuela y familia. 

 Es importante fortalecer a los alumnos ante situaciones complejas y debemos hacerles ver la necesidad de “denunciar” aquello que nos parece injusto o incorrecto socialmente. 

Cierto es, como se comentó en la sesión, que responsabilizar a la sociedad en conjunto puede llevar a la incorrecta creencia de que nadie es el culpable. Pero debemos ser consecuentes y no quedarnos indiferentes ante situaciones como las de estos dos casos.

No soy de la opinión de que la asignatura de “educación para la ciudadanía” (tan “duradera” en nuestro sistema educativo) sea la respuesta y solución a todos nuestros problemas, pero creo que los responsables en educación deberían empezar a considerar la posibilidad de introducir educación en valores y que deberían hacerlo con basándose en la supresión de la religión en las aulas y el uso de esas horas para temas como el que hoy tratamos. Y de verdad garantizar una educación laica, comenzando así por dar ejemplo, garantizando la libertad de conciencia.

Me parece interesante citar aquí un párrafo de la Definición de Educación Laica de el Diccionario Enciclopédico de Ciencias de la Educación (edición El Salvador):

“La educación laica no debe suponer ni la carga antirreligiosa ni la  neutralidad. Si bien es clara la separación absoluta entre los contenidos escolares y cualquier  culto religioso, no debe negarse a los educandos una elemental y bien graduada información sobre la historia de las religiones y su presencia en el mundo contemporáneo. Ello forma parte de la historia de la cultura y de la geografía humana actual. La mundialización de los conocimientos que exige nuestra época implica que, en igualdad de  circunstancias, se exponga ante los estudiantes el mapa religioso, antiguo y actual, y que cada una de esas opciones sea tratada con respeto y objetividad. Significativamente, la mejor prevención contra cualquier visión globalizadora arrasante y avasalladora es el conocimiento de las historias y las razones nacionales y locales, incluidos los cultos y creencias.”

Aunque estos ya son temas concernientes a otro debate…

Volviendo a la cuestión anterior debo decir que me parece muy importante tratar de forma directa las problemáticas sociales con los alumnos. Obviamente debemos tener en cuenta las edades del alumnado con el que trabajamos pero ¿por qué ocultarles algunas de las realidades sociales que les conciernen de forma directa?

Hoy en día existen una enorme variedad de recursos que utilizar para todo tipo de enseñanzas. Aquí os dejo el enlace de una página de el Área de Juventud de la Diputación de Alicante, “con el fin de prevenir este tipo de manifestaciones violentas que afectan, tanto directa como indirectamente, a los jóvenes de nuestra sociedad” que puede ser útil, al menos para proporcionar información.

http://www.nolopermitasactua.com/

Por otro lado, quiero expresar mi sorpresa y, sobre todo, tristeza ante la posibilidad de que existan casos como un ejemplo aportado por una de mis compañeras de clase, en el que la discriminación sale de la figura del profesor. Creo que esto nos da de nuevo, una evidencia de la necesidad de mejora en la selección de nuestros profesionales en educación pública.

Y ya para finalizar me gustaría añadir que, por otra parte, también es muy importante mantener una actitud crítica ante la prensa, ya que la información puede ser fácilmente manipulada y malinterpretada. Las creencias y vivencias de un periodista pueden llegar a distorsionar su profesionalidad, por ello antes de emitir “juicios”, debemos contrastar la información y asegurarnos que procede de fuentes fiables.

  medios de manipulacion.jpg