Hikikomori

Todos estamos de acuerdo que las nuevas tecnologías han mejorado nuestra calidad de vida y que siguen haciendolo día tras día. Pero como todo tiene su lado positivo y su lado negativo, y las nuevas tecnologías, por muy avanzadas que sean, no pueden escapar a esta verdad universal. No sé si conoceís este tipo de aislamiento social, los Hikikomori, en español, "El apartado". Es un tipo de conducto autista que ha aparecido hace unos años en Japón y que está extendiendose a más paises, como EE.UU. Aquí os dejo el enlace de un blog donde está el documental en el que se explica este tipo de conducta.

http://kokyjabn.wordpress.com/2008/04/14/hikikomori-reclusion-social/

La razón por la que pongo este documental es para que reflexionemos y pensemos, que por muy buena que sea una herramienta, recurso o metodología, sino se aplica correctamente, puede no sernos útil, o lo que es peor, perjudicar y crear nuevos problemas.

Un saludo

^^

Comentarios

  • Irene Álvarez

    Tengo escuchado hablar de ese problema pero no tenía ni idea de la denominación con la que se conocen.

    Es increíble como podemos llegar a cambiar, unos seres razonables como nosotros...este tipo de cosas te hacen pensar mucho. Tener que llegar a meterse en los videojuegos para "escapar" de la vida real, de la presión; perder la capacidad de socializarse es tan raro, ya que somos seres sociables por naturaleza! También me choca muchisimo como los padres pueden llegar a "permitir" esto, deberían de buscar soluciones y no preocuparse tanto del que dirán los vecinos. ¿Cómo puede ser que no existieras hasta hace poco orientadores?

    Hay cosas muy interesantes en estes vídeos y al mismo tiempo cosas impactantes, pero que no debemos de ignorarlas sino que debemos de tenerlas en cuenta para poder evitarlas y mejorar.

  • Marta Pérez Lema

    bua que fuerte!! no pensé que había gente que podía llevar tan allá  esta situación y marginarse tanto. Es necesario que las personas para hacer uso de las tecnologías sean conscientes de que pueden hacerlo de forma razonable y responsable pero en estos vídeos los chavales estan marginados por el miedo a la sociedad no?? o porque se encierran solamente para andar en el ordenador?? 

    Pienso que a la vez que digo que es muy importante ser razonables y responsables con las nuevas tecnologías también creo que llevarlo a cabo es muy dificil puesto que la gente que tiene problemas con esto no sabe que los tiene hasta que ve que hace un uso excesivo o bien del ordenador o cualquier otra cosa que lo aparta del exterior y cambia poco a poco su vida.  Hace falta mucha paciencia y fuerza de voluntad para actuar y dejar que te ayuden a intervenir, se necesita un feedback entre la propia persona y el profesional que le quiere ayudar porque sino será muy dificil tratarlo.

    Por otra parte creo que es en la escuela y también en la familia que, desde que los niños y niñas son pequeños, deben crear rutinas y normas con este tipo de tecnologias para que se sepan adaptar a ellas y a los nuevos cambios que presenta la sociedad sin dar lugar a este tipo de problemillas y no los pillen por sorpresa!!

    Bueno Miguelín aqui te dejo mi pequeña reflexión... t que opinas? 

    ^^

  • Miguel

    Irene: Supongo que estas personas ante la gran exigencia de la sociedad japonesa, tanto en el colegio como en casa, el fracaso en su expediente y la frustación se ven aplastadas por las circunstacias y se refugían en lo que tienen más a mano, y en Japón eso es sinomino de Tecnología. Si a esto le añadimos que hay un dicho japonés que dice que no se debe de mostrar las auténticas emociones a los demás porque eso puede hacer sentirse triste a los demás, tenemos los ingredientes para que este tipo de conductas salgan a la luz. Con respecto a los vecinos, volvemos a lo mismo, la cultura del país es un condicionante negativo, ya que los problemas de la familia y el hogar han de ser resueltos en casa, por lo que está mal visto pedir ayuda para solucionar dichos problemas. Como en nuestro país, importa mucho el qué dirán, pero quizá en otro sentido; no tanto en el sentido de saber con quién está alguien o quién no, sino más al hecho del honor de la familia, y el fracaso de uno de los miembros de la familia como la peor de las condenas.

    Marta: Estos chavales se refugian en su propio mundo porque se sienten intimidados por lo que les rodea, y recurren a algo que les gusta, en un ambiente en el que se sienten a gusto y controlan. Si a esto le añadimos que mucha de la cultura oriental prefiere ocultar los problemas en casa, tenemos la combinación perfecta, llegando a parecer mejor desde el punto de los padres ocultar y mantener el problema en las paredes de la casa que salir y pedir ayuda.

  • Alba Besada Estévez

    Hola Miguel,

      Yo no creo que los Hikikomori sea un fenómeno reciente. Creo que tan sólo es la manifestación contemporánea de trastornos o problemas de integración social que siempre han existido.

    Muchos de los aislados sociales padecen fobia social, pero en otros casos puede que sólo sea el resultado de la incapacidad de responder a la presión cultural y social a la que nos vemos sometidos.

    Por ejemplo, en Japón, la sociedad está muy jerarquizada y sobre todo en los estratos más altos las expectativas educativas y de éxito social pueden llegar a resultar asfixiantes. Tradicionalmente la cultura japonesa hace prevalecer las metas colectivas a las individuales y eso, ya plantea muchos potenciales conflictos personales.

    En cuanto a la educación en Japón, al contrario que en otros sistemas educativos, en Japón se le concede mucha importancia a la enseñanza de valores morales, actitudes y en el desarrollo de la personalidad-carácter. De hecho, se puede considerar socialmente aceptado que la perseverancia y el trabajo duro son la clave del éxito en la vida y están altamente respetados. Además, el sistema educativo en Japón es muy exigente y competitivo. Ya en muchos jardines de infancia hay pruebas de acceso y estas se repiten en otras etapas del sistema educativo como el bachillerato y, obviamente, la universidad. De hecho las universidades compiten por atraer los mejores estudiantes de una forma mucho más salvaje que aquí.  

    Todo esto (la sociedad, la familia y sus expectativas) ejerce una presión sobre los jóvenes que algunos pueden asumir y otros no. Cuan grande sea la presión depende de la sociedad en la que se esté y cuanta se pueda asumir dependerá del individuo. Aunque es cierto que las redes sociales e Internet se pueden ver como elementos que refuerzan el aislamiento social de aquellos que no son capaces de absorber la presión y expectativas de su entorno o de ellos mismos, no es menos cierto que para mucha gente puede ser su única válvula de escape aunque sólo sea un parche. Personalmente creo que puedes quitarle a un Hikikomori su conexión a Internet y lo que quieras pero en el 90% de los casos no vas a resolver la raíz del problema, porque el que es un Hikikomori lo es en su interior. 



  • Irene Álvarez

    Miguel opino lo mismo que tú, pero a mi me sigue chocando el echo de que les importe más el que dirán que el bienestar. Es cierto que no es un problema que se pueda arreglar de la noche a la mañana, pero cuando antes se trate mejor.

    Está claro que en Japón tienen una mentalidad totalmente diferente en algunos aspectos, pero yo pienso que si veo a mi hijo/a en esa situación haría cualquier cosa por que estuviera bien, mejor.