Experiencia Prácticum II

Por Ana

EXPERIENCIA PRÁCTICUM II 


Mi Prácticum II se desarrolló en el Centro de Educación Especial A Barcia de Santiago de Compostela, donde ejercí el rol de profesora junto a mi tutora en el aula cuatro del mismo centro. En ella, trabajé con cinco niñas cuyas patologías eran muy distintas entre sí.

 

En esta nueva oportunidad, en la cual repetí centro con respecto al Prácticum I, sentí que mi trabajo era valorado, así como, mis opiniones escuchadas, sobretodo, en el contexto de la clase donde mi tutora también tenía en cuenta lo que yo pensaba y apreciaba mi trabajo y mi ayuda.

 

Para mi, fue una experiencia muy gratificante puesto que me acogieron con los brazos abiertos desde el primer momento y me trataron como si fuera una más del centro.

 

Considero que el Prácticum nos ofrece una oportunidad única para conocer uno de los nichos laborales en los que podemos trabajar con nuestra titulación, además de enfrentarnos a una realidad que existe fuera de las paredes de la facultad y a la que no estamos acostumbrados a plantarle cara.

 

Una de las desventajas de mi Prácticum fue la imposibilidad de ejercer propiamente dicha la labor de un pedagogo, ya que mi labor consistía básicamente en trabajar cara a cara con las niñas de mi aula tal y como lo hacía su profesora. A pesar de eso, trate en la medida de lo posible de utilizar mis conocimientos de la carrera para llevar a cabo mi trabajo. Por lo tanto, durante la puesta en práctica de mi proyecto considero que sí ejercí como pedagoga, ya que yo misma elaboré el programa de intervención basándome en al realidad observada y, yo misma, lo desarrolle y evalué por lo que creo que, en este sentido sí puedo decir que fui una pedagoga. 


FIRMADO: ANA MARTÍNEZ