Malestar Docente

Malestar Docente

Me parece interesante hacer un breve resumen sobre lo explicado en la última sesión de Formación de Profesorado, en la que tuvimos la oportunidad de, con la ayuda de Mónica, dividir la sesión en dos partes: en una primera realizar un debate, y en la segunda escuchar una pequeña charla sobre el Malestar Docente, a la que le dedicaré el blog siguiente.

En primer lugar, la clase se dividió en dos: por un lado aquellos que teníamos que defender el malestar docente, por el otro, los que creían que no debía existir este malestar docente.

Para empezar el debate cada uno de nosotros dio motivos sobre lo que debía defender, en mi caso sobre el malestar docente. En este caso la respuesta era obvia, una de las causas del malestar del profesorado podría ser claramente los recortes que está habiendo en este ámbito, lo que supone, entre muchas otras razones, el aumento de horas lectivas, el incremento de alumnos por aula, etc. Otro motivo que consideré importante y que podría estar perfectamente relacionado con el anterior es que no se reconoce el valor de la labor docente.

Después de dar unas breves pinceladas sobre el tema, empezamos el debate con diversos argumentos, por una parte y por la otra, y a pesar de que nuestra parte en un principio lo teníamos más facil, el otro grupo supo rebatir nuestras propuestas y bajo mi punto de vista salieron ganando en la discusión.

Mientras nostros justificabamos el malestar del docente en motivos como los recortes en educación, ellos nos rebatían con que en sanidad también estaban haciendo muchos recortes, que no solo afectaban a la educación, sino que una persona que asistía asiduamente al médico notaría más esta falta que el caso del aumento de la ratio profesor alumno en los centros educativos.

De igual modo, cuando les rebatíamos con el poco valor que se le tiene a la actividad docente, ellos nos contestaban que para un profesor debería ser suficiente motivación el saber que está enseñando. En relación a esto último, debo decir que no estoy de acuerdo en una parte de ello. Claro que un profesor debe contar con la motivación de que está enseñando, y de que es un elemento de gran importancia, pero creo que eso para nosotros es suficiente, ya que somos personas no experimentadas en este ámbito y podríamos trabajar por amor al arte durante un periodo de nuestra vida que se inicia aquí. Sin embargo, si esto tienes que explicarselo a un docente que lleva 40 años dando clase, se reiría de nosotros, aunque no debería ser así.

En resumidas cuentas, el debate me pareció una actividad muy interesante, aunque no soy partidaria de que te digan el papel que tienes que hacer o la idea que tienes que defender, ya que estoy segura que en cualquier grupo de clase, y por lo tanto también en el nuestro, hay muchas ideas diferentes sobre este tema y sobre cualquier otro.