Resiliencia

resiliencia En esta entrada voy hablar del término explicado en clase “RESILIENCIA”, puesto que me parece uno de los aspectos importantes con los que debe contar un docente para no caer en diversos factores que provocan malestar en su profesión.

Para ello voy ofrecer primeramente una definición de dicho término extraída de www.wikipedia.org:

“El término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos. Actualmente la resiliencia es considerada como una forma de psicología positiva no encuadrándose dentro de la psicología tradicional.”

Siguiendo en la línea de la resiliencia y relacionándola con la educación; aperece la acción de educar en la resiliencia. Buscando información sobre esto encontré en internet un artículo que lo explica de la siguiente manera:

“Se sabe que un niño con buena autoestima se transformará en un adulto con buena capacidad de resiliencia, por lo que estará preparado para superar los obstáculos que encuentre a lo largo de su vida.

Es importante que a los niños se les guíe durante su primera etapa de vida de forma eficiente, a fin de que desarrollen una forma constructiva de enfrentarse a la vida; que se los motive positivamente para que puedan enfrentarse a las diversas situaciones que pudieran anteponerse en su camino y consigan sobrellevarlas sin sufrir un daño profundo.

Todos los padres deberían ser conscientes de que la felicidad  de sus hijos no será algo provocado por la casualidad o la buena suerte; nada más lejos de la realidad. Una de las mayores responsabilidades de los padres es poner a disposición de sus hijos una serie de herramientas positivas que ayuden a la formación de un nivel alto de resilencia frente a los problemas; para ello es ideal brindarles comprensión, optimismo, buen humor, afecto y ayudarlos a aceptarse y confiar en ellos mismos. Por el contrario, aquellos niños que son maltratados, humillados o incomprendidos son menos propensos a conseguir enfrentarse sanamente a los conflictos.”

Llegados a este punto encontramos el porqué de la importancia de la resiliencia en la educación, puesto que, por un lado es conveniente para el docente. Este si es resiliente desempeñará mejor su trabajo, puesto que, sabrá y tendrá mayores capacidades para resolver los problemas surgidos día a día con el trato de los alumnos, y no solo eso, además también afectará menos en su trabajo los problemas surgidos en otros ámbitos de su vida.

Y finalmente por otro lado, aparece, como indiqué líneas arriba la educación en la resiliencia, lo que llevará a una mejor construcción de la personalidad de los alumnos, y a una mejor construcción del tan anhelado sentido crítico de cada individuo.

Pero la consecución de este tipo de educación pasa por conseguir primero el “establecimiento” de la resiliencia en la clase docente, puesto que si un docente es resiliente sabrá y será capaz de instruír a un alumno en y para la resiliencia.

WEBGRAFÍA