MALESTAR DOCENTE

   

MALESTAR DOCENTEEl malestar docente es un término que cada día está cobrando más protagonismo en nuestra sociedad y que afecta directamente y de manera negativa a los docentes haciendolos principales responsables del fracaso escolar. Esto puede ser debido a los momentos cruciales que estamos pasando (crisis económica, social, moral y cultural).

Gran parte de la sociedad piensa que todo el peso de la educación recae en los profesores y por lo tanto es responsabilidad de ellos la calidad de educación que proporcionen dejando todo en sus manos, y no se dan de cuenta de que la educación es algo que se consigue conjuntamente por parte de la sociedad, familia y profesores, no de un sólo colectivo. Por este motivo, se tienen que definir los valores, objetivos  que  que tanto la sociedad y los profesores defienden y a las personas que quieren formar.

 

INDICADORES DEL MALESTAR DOCENTE (Según Esteve):

1. FACTORES DE PRIMER ORDENSon los factores que inciden directamente sobre la acción docente

  •  recursos materiales y condiciones de trabajo. Limitaciones en los recursos didácticos para la impartición de las clases lo que puede llevar a una desmotivación a largo plazo.
  • violencia en las instituciones escolares. Violencia asociada a una situación  incómoda o de desacuerdo en la que se encuentran alumnos/padres y culpan de dicha situación al docente. 
  • agotamiento docente y acumulación de exigencias sobre el profesor. Absentismo, falta de compromiso, un anormal deseo de vacaciones, baja la autoestima, en definitiva el agotamiento. Esto es provocado principalmente por causas de presión que se ejercen sobre el profesorado procedente de la sociedad, la acumulación de responsabilidades y la aparición de la ansiedad.

2. FACTORES DE SEGUNDA ORDEN (CONTEXTUALES): Reridos a las condiciones ambientales o al contexto en que se ejerce la docencia.

  • Modificación en el rol del profesor y los agentes tradicionales de socialización. Aunmento de responsabilidades y exigencias. 
  • Modificación del apoyo del contexto social. os profesores se sienten injustamente juzgados por los padres como representantes más cercanos del cuerpo social.
  • La función docente: contestación y contradicciones. Hoy en día no existe consenso social, porque cualquier actitud del profesor puede ser contestada y habrá grupos y fuerzas sociales dispuestas a apoyar la contestación al profesor. Cualquier valor que se defienda en clase puede ser rebatido por el alumno.

  • Los objetivos del sistema de enseñanza y del avance de los conocimientos.
  • la imagen del profesor.En los medios de comunicación se observan dos líneas contrapuestas en los enfoques del profesor. La primera se presenta a la profesión docente como una profesión conflictiva y la segunda como una actividad idílica.
 
En definitiva,  ser profesor hoy en día no es una profesión facil de ejercer y como todo trabajo tiene sus dificultades, pero con la excepción de que al ser un trabajo de contacto constante y directo con personas hace que las emociones de los profesionales queden expuestas, y que éstos sufran constantes altos y bajos.
No todos los profesores tienen la misma capacidad de resistencia (resilencia) ante los problemas, por eso el malestar docente no se da en todas las personas por igual. 
Es importante fortalecer el rol del docente y proteger su integridad psíquica. Por lo que hay que brindarle apoyo emocional y comprensión de manera que se sienta seguro y capacitado a enfrontar los diversos tipos de conflictos que se le puedan presentar en su profesión. 
Una de las posibles soluciones a la infravaloración del docente en el aula por parte de alumnos y padres, sería el otorgar más autoridad al profesional, de modo que sea él el que tenga más oportudades de poder tener el control de la situación. Pero... ¿Hasta qué punto estaría bien esa propuesta?. Es cierto de que se han llegado a puntos tan extremos en las que los propios alumnos son los que levantan la mano al profesor o mismo los padres en busca de una solución a los resultados negativos de sus hijos, y esto es debido a que no se le permite al docente ejercer ningún tipo de reprimenda por temor a ser juzgado por malos tratos (aunque no se hallan comentido dichos malos tratos) puesto que su posición es inferior en el aula. Pero en mi opinión, la solución no está en la autoridad, si no en la formación, tanto del profesional como de los destinatarios.
 
Pero no sólamente hay que tratar de ayudar a los profesores, si no también a la sociedad puesto que si ésta no cambia la forma de percibir al docente, nada se puede hacer para que éste se sienta seguro impartiendo su trabajo.
 
 Dejo un par de  enlaces que hacen referencia a este tema y que son de gran interés: 
FUENTES: 
http://html.rincondelvago.com/el-malestar-docente_jose-m_esteve.html(Resumen del libro "Malestar docente, de Esteve")