• Blogs
  • Ana
  • Malestar docente o Síndrome de Burnout

Malestar docente o Síndrome de Burnout

Por Ana

SÍNDROME DE BURNOUT O MALESTAR DOCENTE

El Síndrome de Burnout es una patología severa, relativamente reciente, relacionada con el ámbito laboral y el estilo de vida que se lleva. Es un trastorno emocional provocado por el trabajo y conlleva graves consecuencias tanto físicas como psicológicas cuando el fenómeno se somatiza.

Los primeros en utilizarla fueron Maslach y Jackson, en su cuestionario “Maslach burnout inventory” (MBI), donde se hace alusión al cansancio emocional, la despersonalización y la poca realización profesional en un contexto laboral que queda reducido al tipo asistencial.

Así, el Síndrome de Burnout, también llamado síndrome de "estar quemado" o de desgaste profesional, se considera como la fase más avanzada del estrés profesional y, se produce cuando se desequilibran las expectativas en el ámbito profesional y la realidad del trabajo diario.

Podemos entenderlo, por lo tanto, como un estrés crónico típico de los individuos cuyo puesto de trabajo conlleva estar rodeado de muchas otras personas y relacionarse directamente con ellas. Surge en el momento que el individuo no cumple sus expectativas laborales y se manifiesta mediante agotamiento físico y psíquico, descontento personal con el trabajo y frialdad hacia sus propios compañeros.

Kyriacou, en 1987, afirma que, a pesar de que el estrés ocupacional no es específico del colectivo docente, diversos estudios muestran que el Síndrome de Burnout es un problema más importante en la profesión docente que en cualquier otra.

Así, el colectivo de la enseñanza constituye uno de los principales afectados por la depresión puesto que suele afectar más a aquellos individuos que trabajan cara a cara con las personas y, para conseguir prevenirlo en estos casos es necesaria una rápida actuación de base desde la Administración Pública reconociendo la importante labor que estos profesionales llevan a cabo. Además, por supuesto, de la ayuda y acompañamiento de las personas más allegadas.

En la profesión docente, el Síndrome de Burnout tendría las siguientes características.

Cansancio emocional: La inevitable sensación de que ya no pueden dar más de sí mismos a los demás. Esto se manifiesta en actitudes tales como la pérdida de energía, el agotamiento físico y/o psicológico y la fatiga.

Despersonalización: Les caracteriza una actitud especialmente y fría hacia los alumnos lo que actuaría como un mecanismo de defensa para protegerse a sí mismo del sentimiento negativo propio del agotamiento emocional.

Sentimiento de inadecuación profesional y personal al puesto de trabajo: Sienten que las exigencias y demandas laborales sobrepasan su capacidad para atenderlas de forma efectiva y competente.

Desmotivados: Han perdido tanto la paciencia, como el optimismo, como el interés por sus alumnos.

Desarrollan actitudes autoritarias, así como intolerantes o rígidas.

Perciben a los estudiantes y a las familias de una manera cínica.

En conclusión y bajo mi particular punto de vista, considero que este Síndrome debe ser evitado desde un principio, en el preciso momento en que se detecten los primeros síntomas. El trabajo es una de las grandes claves en la vida de una persona y debemos intentar no solo que nos guste, sino también que nos ilusione, nos motive y nos haga sentirnos personas realizadas. Por eso, si en el camino nos encontramos con cualquier señal de desmotivación o agotamiento excesivo debemos tratar de encontrar rápidamente una solución al problema ya que de lo contrario, nuestro medio de vida se convertirá en una carga para nosotros.

 

FIRMADO: ANA MARTÍNEZ

FUENTES: http://www.estres.edusanluis.com.ar/2010/11/sindrome-de-burnout.html

http://sindromedeburnoutenlosmaestros.blogspot.com.es/

http://www.arearh.com/salud%20laboral/sindromeburnout.htm

http://contenidos.universia.es/especiales/burn-out/index.htm

http://www.estres.edusanluis.com.ar/