Nube de tags

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tags de todo el sitio

¿Cómo me ha cambiado la tecnología?

Pertenecemos a la conocida como "generación tecnológica". En lugar de nacer como solían decir nuestros padres "con un pan debajo del brazo", lo hemos hecho con un ordenador o un móvil. La tecnología ha estado presente desde el comienzo de nuestra vida, y de una u otra forma ha ido modificando nuestras vivencias. La televisión, los electrodomésticos, y sin ir más lejos simples objetos como un termo o un chupete han estado presentes. En mi caso en particular, recuerdo con especial entusiasmo mi primer contacto con una video-consola. Tuvo lugar con tan sólo cinco años, se llamaba "Super Nintendo" y se la habían regalado a mi hermano por su comunión. Fue un nuevo descubrimiento en mi aprendizaje, ya que hasta entonces, no podía ser el protagonista de esa pantalla, llamada televisión. Con el paso del tiempo la tecnología llegaba a mi con más facilidad aún si cabe, podía ver las pelis en vídeo, escuchar mi música favorita en un radiocasette, e incluso si tenía dificultades para ver, existían soluciones. Las gafas me acompañan desde los 8 años, y está claro que sin ellas mi vida habría cambiado mucho. Ya en el nuevo milenio, con el boom de los PC en el hogar, tuve acceso a mi primer ordenador. La verdad, es que tan sólo lo utilizaba para jugar, desconocía las demás funciones que podía llegar a ejercer. Sin embargo, en la actualidad, es para mi una herramienta de uso diario y de múltiples funciones. Poco a poco la tecnología se ha ido adentrando en mi día a día, y también en el día a día de la sociedad, creando esa sensación de necesidad que pocos pueden negar tener actualmente. Con 12 años mi primer móvil, nada comparado a los actuales smartphones; con 14 un DVD; con 15 un mp3;y más tarde los mp4, los ipoD y otras muchas innovaciones han ido pasando por mis manos. Está claro que la tecnología forma parte de mi vida, de mi día a día, y a veces me surge esa pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez, ¿podemos vivir sin ella?; que pasaría si mañana al despertarme no tuviese mi ordenador, mi móvil, mi ipoD o mi televisión? . En algún momento te has parado a pensar esta pregunta, pero, ¿tienes la respuesta?. Mi respuesta inmediata sería: ¡No puedo vivir así!, mi respuesta razonada, en cambio, me hace creer que ocuparía ese vacío dando valor a otras cosas, que quizás ahora tengo delante, pero no puedo verlas aunque tenga mis gafas.