Futuros maestros/as.

En esta entrada me gustaría hacer referencia a una noticia ocurrida hace pocos días. Se trata de los  resultados nefastos obtenidos de las oposiciones a maestro de primaria, y desde aquí pretendo analizar detalladamente este acontecimiento que, sin duda, es sorprendente.

El dato más relevante es que el 86% de los aspirantes a docentes en la comunidad de Madrid no supero la prueba de conocimientos que incluía preguntas del nivel de un alumno de 12 años. Entre ellas nos podemos encontrar preguntas como cuál es el equivalente en gramos de dos kilogramos y 30 gramos;o respuestas disparatadas clasificar a las gallinas como mamíferos.

El interés de todo esto reside en saber el por qué un porcentaje de alumnos tan alto no ha sido capaz de superar la prueba y cómo repercute esto en el prestigio social de los docentes.

Con respecto a la primera cuestión, decir que la "excusa" principal que se puede observar tanto en los periódicos como en otros medios de comunicación es que el temario del examen fue facilitado a los alumnos y alumnas sólo cinco meses antes de la fecha oficial del examen. Desde luego, el tiempo es un factor de gran importancia cuando se trata de preparar un examen pero, sin embargo, es cierto que muchas de las preguntas que se fallaron corresponden a un nivel tan básico que sorprende que una persona con estudios desconozca la respuesta. Por otro lado, es una realidad que cierto tipo de contenidos no se imparten durante su formación inicial como futuros maestros y maestras y, por ende, muchos contenidos estudiados durante la etapa escola son olvidados, como probablemente le suceda a la mayoría de la gente.

En cuanto al prestigio social de los maestros/as, al hacerse público los resultados de esta prueba, no cabe duda de que la opinión pública va a "sancionar" este hecho desprestigiando la profesión de maestro, ya que a todo el mundo nos llama la atención que las personas que se suponen con un nivel cultural medio-alto desconozcan conocimientos tan básico  como los citados anteriormente.